Reflujo gastroesofágico, factor importante de cáncer gastrointestinal

0
21

Ciudad de México, 6 de diciembre del 2019.- En el mundo, se estima que el 40.6% de la población padece problemas de indigestión y el 25% de los adultos presenta, al menos, una vez al mes acidez y regurgitación, síntoma característico de la enfermedad de reflujo gastroesofágico (Erege).

En México, el 80% de la población sufre gastritis, uno de los principales factores que genera dolor estomacal, reflujo e indigestión. La primera causa de este padecimiento es la adopción de un estilo de vida con una alimentación inadecuada, poca higiene en la elaboración de alimentos y comer en horarios prolongados.

Ante este contexto, sufrir de reflujo es un factor importante de riesgo para padecer cáncer gastrointestinal. Durante 2019, la incidencia es de 40 casos por cada 100 mil habitantes en el país, lo que representa un dato significativo para atender este padecimiento con tratamientos seguros y no recurrir al autoconsumo de fármacos.

Si bien, este panorama indica que el omeprazol y la ranitidina son los dos principales medicamentos que controlan los síntomas de gastritis y reflujo. Según especialistas, no son la única opción y no tendría que ser la primera para tratar esta enfermedad, ya que solo retarda su manifestación con el control de medicamentos y no combate el reflujo de raíz.

Otra de las opciones más tradicionales para tratar el reflujo es por medio de cirugía, sin embargo, es importante resaltar que un médico especialista debe valorar al paciente y verificar el tratamiento más adecuado, de acuerdo a sus necesidades para combatir este padecimiento.

Actualmente, el procedimiento no quirúrgico más estudiado con una eficacia demostrada es Stretta, que a través de ondas de calor fortalece los músculos que rodean al esfínter esofágico inferior para que se abra con menos frecuencia y de esta forma ayuda a prevenir Erge.

Estudios médicos demuestran que algunos factores de riesgo para el desarrollo de los síntomas de reflujo pueden presentarse con mayor frecuencia e intensidad en personas que padecen obesidad, tabaquismo, alcoholismo, mujeres embarazadas y en pacientes que han experimentado una cirugía bariátrica.

La gastritis o Erge pueden desencadenar otros problemas de salud, como cáncer gástrico, cáncer de esófago, cáncer de hígado, adenocarcinoma de vías biliares y cáncer de colon. Las consecuencias de esta enfermedad son irrevocables en diagnósticos avanzados, por lo cual requieren de procedimientos quirúrgicos, quimioterapias o radioterapias que limitan la calidad de vida de los pacientes.

Asimismo, médicos especialistas informan que solo el 20% de los casos son identificados a tiempo para dar un tratamiento efectivo, es decir, tienen una mortalidad por arriba del 80%. Además, al año se atienden aproximadamente 1 millón 166 mil 974 consultas sobre estos padecimientos.

Es importante que los pacientes con Erge realicen ejercicio, mantengan una alimentación balanceada, reduzcan el consumo de alcohol, cafeína, alimentos grasos y picantes, de esta manera podrían disminuir las molestias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 17 =