Contra el cáncer de mama, voluntad y tecnología

0
21

Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones

Ciudad de México, 18 de octubre de 2019.- El cáncer de mama es uno de los más preocupantes problemas de salud pública en el país pues más de 60 mil mujeres son diagnosticadas con este cáncer anualmente y provoca poco más de 6,300 defunciones por año, según estimaciones de académicos publicados el 2018 en la Gaceta Mexicana de Oncología, siendo la principal causa de muerte por tumores malignos en mujeres. Las cifras, evidentemente, no pueden retratar el reto que representa para cada una de las mujeres diagnosticadas y que son tratadas por esta enfermedad.

Afortunadamente, la tecnología es un aliado para médicos, pacientes y quienes les rodean para tener un mejor diagnóstico y control del cáncer de mama. Desde apps móviles hasta innovaciones en fase de prueba, una nueva generación de herramientas digitales da a las pacientes capacidades para cruzar con mayor celeridad y éxito las aguas oscuras de la enfermedad.

Apps
CareZone (Android e iOS): Esta app gratuita permite a la paciente llevar un listado y un control de los medicamentos prescritos. Además, funge como una suerte de repositorio para otra información relacionada con la salud del paciente como el peso y el nivel de glucosa en la sangre.

Diana (Android y iOS): El tratamiento del cáncer no solo involucra la toma correcta de medicamentos. La actividad física, la ingesta de alimentos y los ciclos de descanso son variables importantes que también deben ser monitoreadas durante el tratamiento. Esta app sin costo permite a las pacientes llevar un seguimiento integral de sus ritmos de vida para proporcionarle al médico información importante para potenciales ajustes de su tratamiento.

EmotionSpace (Android e iOS): El manejo emocional durante el tratamiento del cáncer de mama es una faceta muy importante que ocasionalmente queda en segundo plano ante otros aspectos considerados prioritarios. Esta app móvil gratuita permite llevar un seguimiento de los cambios de ánimo relacionados con el tratamiento, así como las causas de dichos cambios de ánimo, lo que permite al médico tomar decisiones para mejorar el estado emocional de la paciente.

Gadgets
Sensifemme: No es propiamente un gadget digital, pero es algo asombrosamente sencillo y práctico. Este producto es un guante de plástico que promete mejorar la sensibilidad de la mano de las mujeres al momento de la autoexploración mamaria por medio de una capa de aceite mineral lo que permite detectar anomalías en los tejidos en la autoexploración que es el primer paso de la detección de la enfermedad.

Sitios web
MedlinePlus: Este recurso de información en español creado por la U.S. National Library of Medicine informa de manera sencilla la sintomatología, tipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama por lo que puede ser una primera escala para quienes quieran despejar dudas y tener un primer acercamiento con la naturaleza de enfermedad.

Fundación Cima: Esta fundación mexicana realiza acciones que van de la organización de grupos de apoyo emocional hasta la promoción de la autoexploración. Es quizá de los sitios más completos acerca del cáncer de mama en México y herramientas de información para obtener apoyo.

Juntos contra el cáncer: Este sitio web contiene un valioso directorio de organizaciones y asociaciones que en todo el país apoyan a pacientes de cáncer, incluyendo el de mama. Estas organizaciones atienden distintas facetas de la lucha contra la enfermedad como la provisión de apoyo material en caso de necesidad económica, el apoyo emocional entre pacientes de la enfermedad e incluso el apoyo en la reinserción laboral de las mujeres cuyo tratamiento ha sido exitoso.

Tecnología prometedora
Detección térmica del cáncer de seno: La mastografía es la herramienta más confiable para la detección de la enfermedad, pero es un procedimiento incómodo y que requiere un aparato llamado mamógrafo cuyo costo puede rebasar el millón de pesos lo que impide su masificación. No extraña que se busquen alternativas menos invasivas y más económicas. Un emprendimiento mexicano llamado Thermy busca cambiar el paradigma de detección del cáncer ubicando anomalías en la temperatura de los tejidos de la glándula mamaria que, a su vez, pueden ser confirmados o rechazados con una mamografía posterior.

Los emprendedores indican que no quieren sustituir a la mastografía, sino crear un primer filtro de detección con un equipo mucho más económico (una cámara térmica y una computadora portátil bastan), que no necesite contacto directo con el cuerpo de la paciente (la cámara se ubica aproximadamente a un metro de la paciente) y que pueda movilizarse rápidamente a zonas urbanas o rurales lejanas de centros de salud equipados con mamógrafos. Esta tecnología está todavía en fase de desarrollo, pero sería un alivio para los millones de mujeres que ven su cita para la mastografía con un dejo de ansiedad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 5 =