ShareAmerica

Washington, D. C., 29 de septiembre de 2020.- A medida que los estadounidenses se refugian en sus casas con menos apetito o capacidad para viajar, las páginas de los libros traducidos de otros idiomas pueden transportarlos a otras culturas y lugares.

“La literatura es un portal hacia el modo de vida y pensamiento de otras personas”, dijo Michael Z. Wise, cofundador de la editorial New Vessel Press en Nueva York, que se especializa en obras traducidas.

Por ejemplo, en febrero su editorial publicará Untraceable (Rastro oculto) de Sergei Lebedev, una obra de suspenso sobre el uso de veneno por parte de los soviéticos para atacar a sus enemigos. El libro, dijo, da una idea sobre los gobiernos autoritarios.

La literatura traducida es importante hoy en día, dijo Chad W. Post, editor de Open Letter Books en la Universidad de Rochester.

“Este es un momento para que todos, los estadounidenses, en particular, piensen en las perspectivas de los demás”, dijo Post. “Somos un mundo conectado, no necesariamente uniéndose. Es importante durante Covid-19 no retirarse hacia identidades amuralladas”.

Alrededor del 1% de los libros de ficción y poesía que se venden en Estados Unidos son traducciones de autores extranjeros, comentó Post. Ese porcentaje ha subido un poco desde el 0.7% en 2008, el año en que Post comenzó a llevar la cuenta. (Si incluyera los libros de idiomas y los de historietas “manga”, la cuota actual sería del 3%). Aun así, el número total de esos libros ha aumentado junto con las ventas de libros en general. En 2019, se publicaron 572 nuevas traducciones de libros de ficción y poesía en Estados Unidos.

Al comienzo de la pandemia, muchos lectores se volcaron a los viejos favoritos, dijo Post. “Ahora estamos volviendo a algo nuevo en lugar de retroceder a los clásicos de una época más sencilla”.

Como gran parte de la industria editorial, la literatura traducida es algo en el que el ganador se lleva todo. Entre los algoritmos de compra en línea que mantienen a los autores populares frente a la gente que navega y la escasez de reseñas de libros en los periódicos para dar a conocer a los nuevos escritores, gran parte de la atención y los negocios fluyen hacia los autores conocidos, según Post.

Entre las traducciones que han sido populares recientemente se encuentran las últimas novelas de suspenso suecas de Stieg Larsson y los cuentos de Elena Ferrante sobre mujeres italianas fuertes. Muchos otros autores de todo el mundo compiten por lo que queda del mercado estadounidense, pero Ferrante, cuyo nuevo libro es “La vida mentirosa de los adultos”, ha abierto las mentes de los lectores estadounidenses a libros cuyas historias ocurren fuera de Estados Unidos, dijo Wise.

Las ventas de libros digitales han aumentado un 120% durante la pandemia de Wise. Pero le preocupa que muchas librerías independientes, que son impulsoras de la literatura en traducción, no sobrevivan a la caída del tráfico de a pie.

Aunque Wise dirige una editorial con fines de lucro, muchas de las editoriales que se especializan en traducciones cuentan con apoyo académico o filantrópico. Una notable excepción es Amazon, que es, con mucho, la mayor editorial de traducciones, según Post. Su imprenta Amazon Crossing se centra casi exclusivamente en libros electrónicos y presenta autores populares en otros países y tipos de libros populares entre los lectores estadounidenses, como novelas románticas, obras de suspenso y ciencia ficción.

“Realmente tratamos de ser inventivos en la forma de encontrar grandes historias”, dijo Liza Darnton, editora principal. “Nos involucramos con la comunidad de traductores tanto como podemos, y trabajamos con colegas de todo el mundo para encontrar grandes libros”. Amazon Crossing ha publicado 400 libros desde 2010 de autores de 44 países. Y en 2019, se creó Amazon Crossing Kids.

“Hay escritores increíblemente buenos en todo el mundo y no hay razón por la que no puedan ser estupendos en inglés”, dijo Post.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =