Ciudad de México.- /PRNewswire/ — El nuevo informe científico -“The Heart of 25 by 25: achieving the goal of reducing global and regional premature deaths from cardiovascular diseases and stroke” (Lo más importante de los 25 x 25: Lograr el objetivo de reducir a nivel mundial y regional las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares y derrame cerebral)- advierte que la muerte prematura a causa de enfermedades cardiovasculares (ECV) –que ya es la causa número uno de muerte en todo el mundo y tiene un costo global de casi US$863.000 millones-, en la próxima década podría aumentar en hasta 30% en las mujeres y 34% en los hombres si los factores de riesgo no se abordan en forma “agresiva” por parte de los profesionales de la salud y los actores políticos de todo el mundo.

El informe conjunto de la American Heart Association y la Federación Mundial del Corazón estudió datos globales sobre las muertes prematuras provocadas por ECV en personas de entre 30 y 70 años de edad. Se encontró que, cada año, las ECV son responsables de casi 6 millones de muertes prematuras, pero que para 2025 esta cifra podría aumentar a casi 8 millones.

A nivel regional:

  • América Latina y el Caribe -22% de aumento en mujeres y 24% de aumento en hombres.
  • Asia del Sur -43% de aumento en las mujeres y 56% de aumento en los hombres.
  • África Sub-Sahariana -48% de aumento en las mujeres y 52% de aumento en los hombres.
  • Europa Central y del Este y Asia Central -26% de aumento en las mujeres y 16% de aumento en los hombres-
  • Medio Oriente y Norte de África -32% de aumento en las mujeres y 35% de aumento en los hombres.

Sin embargo, la investigación concluyó que los índices globales de muertes prematuras por ECV se podrían reducir e incluso revertir en algunas regiones si los objetivos de factores de riesgo ’25 x 25′ de la OMS se alcanzan para la presión arterial, tabaquismo, obesidad y diabetes.

Con el propósito de ayudar a los líderes de la salud a promulgar prácticas para lograr estos objetivos y proteger a sus poblaciones de las muertes cardiovasculares prematuras, el estudio realiza varias recomendaciones que incluyen leyes para lograr ambientes libres de humo, mayores impuestos a los productos del tabaco y reglas de publicidad más estrictas, reducir los niveles de sodio en los alimentos envasados, más campañas de concientización pública y financiación de terapias con medicamentos y asesoramiento para personas que previamente han padecido, o están en riesgo de padecer, un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Este estudio se publica en la revista Circulation de la AHA, a manera de adelanto del Congreso Mundial de Cardiología y Salud Cardiovascular que organiza la Federación Mundial del Corazón en forma bianual y que este año se realizará en Ciudad de México entre el 4 y 7 de junio.

El Profesor David Wood, presidente electo de la Federación Mundial del Corazón y coautor del estudio, manifestó: “Las conclusiones de este estudio son claras: para evitar que las personas mueran prematuramente de enfermedad cardiovascular necesitamos tanto de la voluntad política como de un firme compromiso por parte de los líderes de la salud, para poner en práctica estrategias progresivas desde ya”.

Fuente: World Heart Federation

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí