¿Es la chía tan buena como dicen?

0
21

Houston, Texas, 22 de noviembre de 2022.- Seguramente has escuchado por ahí sobre la semilla de la chía y su popularidad creciente. Se le atribuyen varios beneficios a la salud, desde lograr saciedad hasta la pérdida de peso. Recientemente, se le ha llamado “la ducha interna” por limpiar nuestro interior y hacer que todo se mueva en la dirección correcta.

“Las semillas de chía son buenas para la salud, es decir, sí existe algo de verdad en los beneficios que popularmente se le atribuyen”, comentó Amanda Beaver, nutrióloga del bienestar del Hospital Houston Methodist. “No existe realmente nada malo al tomarla, aunque yo recomiendo tener en mente algunas tips”.

¿Para qué es buena la chía?
Las semillas de chía son saludables porque contienen muchos nutrimentos diferentes, vitaminas del complejo B y minerales, incluidos calcio, magnesio y hierro.

Los nutrimentos responsables de los beneficios de la chía son:

• Fibra viscosa
• Ácidos grasos Omega 3
• Antioxidantes

“Con una cucharadita de 5 gramos de chía se obtiene una buena fuente de fibra con todos los beneficios que ésta tiene para el organismo”, apuntó Beaver.

La fibra ayuda a sentirnos satisfechos por más tiempo y, por lo tanto, contribuye a disminuir el hambre. Sin embargo, que esto signifique perder peso, es algo que no está muy claro.

Dado que la chía tiene mucha fibra insoluble, que es la que nos ayuda a darle volumen a las heces y mantenerlas suaves, esto ayuda a la movilidad del intestino. De ahí, la moda de beber chía en agua para promover la salud intestinal.

“La chía también contiene fibra viscosa, cuya función es atrapar el exceso de bilis y de colesterol en nuestro tracto gastrointestinal que luego es eliminada al ir al baño por las heces”, explicó.

Esta propiedad única de las semillas de chía nos ayuda a controlar nuestros niveles de colesterol, que es un beneficio para la salud del corazón.

3 aspectos que debes saber antes de beber chía en agua
Debido a sus beneficios a la salud es muy bueno agregar chía a la dieta. Si vas a consumirla en agua, aquí te tengo algunos tips:

1. Comienza con solo una cucharadita de chía. Mientras que las recetas de cómo consumir semillas de chía en agua hablan de ponerle 2 o más cucharaditas, la nutrióloga Beaver solo recomienda empezar con una sola. “Las semillas de chía son muy fibrosas y lo mejor es ir incrementando el consumo de fibra poco a poco. Si agregas demasiada fibra muy rápido a tu dieta, te puede causar incomodidades gastrointestinales como inflamación, gases y estreñimiento”, advierte.
2. Bébela con una comida para desencadenar todo su potencial. Las semillas de chía están llenas de nutrición, pero Beaver recomienda beberlas en agua durante alguna de tus comidas principales del día. “La fibra viscosa proporciona sus mayores beneficios cuando se consume con alimentos. La acción de los diferentes tipos de fibra es más eficiente cuando las consumimos como parte de una comida completa”, explicó.
3. No dejes el agua con chía en el vaso por mucho tiempo. Algo que le preocupa a la especialista Beaver es que las semillas se pueden echar a perder dentro del agua si se dejan por mucho tiempo, lo cual es un riesgo para la salud. “Toma tu chía en agua después de 2 horas de haber agregado la chía al agua o refrigérala si piensas tomarla varias horas después”, recomienda.

¿Existe alguna ventaja de poner las semillas específicamente en agua?
Dada la popularidad de la chía en agua, quizá te preguntes si es la mejor manera de consumirla. “No necesitas suspender la chía en agua para obtener sus beneficios, también la puedes agregar a tus alimentos o a otras bebidas”, comentó Beaver.

“La fibra tiende a arrastrar agua hacia el tracto gastrointestinal”, explicó. “Si tu incrementas tu consumo de fibra, pero no el de agua, esto te puede llevar a la deshidratación y a un riesgo alto de estreñirte”

Uno de los atractivos principales de la chía en agua es que hace que consumas agua y fibra al mismo tiempo, lo que simplifica las cosas. Sin embargo, la especialista en nutrición del Hospital Houston Methodist te ofrece algunas alternativas adicionales de cómo incorporar la chía a tú dieta diaria, si no te gusta beberla de manera gelatinosa.

“Hay un sinfín de maneras de consumir chía con tus comidas, puede ser un aderezo o un ingrediente al hornear, por ejemplo. También se puede hacer pudin con las semillas mezclando la chía con leche y fruta y colocándola en el refrigerador una noche”, sugiere.

Otras formas de ponerle chía a tu dieta son:

• Agregarlas a un smoothie
• Adicionarlas a la avena
• Esparcirlas en el yogurt
• Mezclarlas con la granola
• Agregarlas a productos de panadería
• Como parte de galletas

“Sea como sea que la consumas, solamente asegúrate de agregar un poco más de agua a tu dieta”, finalizó Beaver.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí