¡Directo al tumor!

0
17

Ciudad de México, 22 de octubre de 2019.- La inmunoterapia, también denominada terapia biológica, es un tipo de tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir las neoplasias malignas, a través de la cual se utilizan diversas sustancias para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario y que éste actúe para atacar la enfermedad.

Si bien la inmunoterapia es uno de los tratamientos que mayor eficacia ha demostrado, a menudo tiene efectos secundarios no deseados, por lo que especialistas del Hospital Houston Methodist. han comenzado a probar un nanodispositivo que administra el medicamento directamente a los tumores y las células cancerosas.

Científicos encabezados por Alessandro Grattoni, presidente del departamento de Nanomedicina del Instituto de Investigación del Hospital Houston Methodist, comenzaron por pacientes con cáncer de mama triple negativo.

Este dispositivo es más pequeño que un grano de arroz y, una vez insertado dentro del tumor, puede administrar el medicamento liberándolo gradualmente.

“Con esta investigación estamos tratando de establecer una nueva estrategia para administrar inmunoterapia directamente en el tumor en lugar de administrarla a todo el cuerpo,” explicó el investigador principal del estudio y creador del dispositivo, Alessandro Grattoni, agregó que “estamos tratando de entender si administrarlo de esta manera sería realmente más efectivo y tendría menos efectos secundarios en comparación con la inmunoterapia convencional, que hoy se administra a todo el cuerpo del paciente”.

Pese a que éste no es el único protocolo para administrar inmunoterapia vía intratumoral, lo que distingue al estudio de Grattoni es el nanodispositivo implantable que se puede colocar dentro del tumor con mucha precisión, con un solo procedimiento simple y con la capacidad de mantener la administración de la inmunoterapia durante un período prolongado.

“El momento de la liberación es extremadamente importante”, de acuerdo con el investigador del estudio Brian Butler, presidente del departamento de radio oncología del Hospital Houston Methodist. “Estas dosis de inmunoterapia creadas por Grattoni vienen en un pequeño dispositivo de metal con nanocanales que liberan el medicamento a una velocidad constante de manera controlada”.

El equipo médico señaló que, al proporcionar dosis sostenidas, el implante mantiene un nivel activo del medicamento durante períodos prolongados de tiempo. Esto reduciría la necesidad de visitas clínicas continuas, que generalmente son necesarias para la inmunoterapia y otros tratamientos contra el cáncer.

“Estamos en medio de un gran momento para la medicina porque si podemos hacer que funcione, disminuiremos las toxicidades para el paciente”, comentó Butler. “Esto ofrece la oportunidad de tratar localmente y obtener la respuesta sistémica sin todos los efectos secundarios”, agregó.

Si bien esta tecnología se puede aplicar a muchos tipos diferentes de cáncer, optaron por trabajar primero en el cáncer de mama triple negativo, ya que actualmente no existe un buen enfoque terapéutico para las pacientes afectadas por la enfermedad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =