De acuerdo a especialistas mexicanos, la inmuno-oncología ya es una realidad en México y constituye el nuevo paradigma contra el cáncer, que actualmente representa la tercera causa de muerte en el país.

Diversos oncólogos abordaron el tema de los beneficios de las inmunoterapias que, a diferencia de la quimioterapia, no ataca al tumor de forma química. La Inmuno-Oncología (IO) funciona inactivando el proceso de defensa de las células tumorales frente al sistema inmunológico. El objetivo de la inmunoterapia es estimular el sistema inmunológico del cuerpo para ayudar a combatir o destruir las células cancerosas.

La IO es una disciplina médica nueva y está convirtiéndose en un parteaguas terapéutico en la lucha contra el cáncer, que afectará a uno de cada tres mexicanos. En 2013, la revista “Science” consideró a la inmunoterapia contra el cáncer como el “mayor avance científico del año. “La investigación en IO incluye estudiar los mecanismos por los cuales los tumores se adaptan y evaden al sistema inmunitario, evitando ser reconocidos y destruidos “, comentó Samuel Rivera, oncólogo especialista en cáncer renal del Instituto Nacional de Cancerología.

Aproximadamente, 148,000 nuevos casos de cáncer fueron diagnosticados en México durante el 2012, y esto se prevé que aumente a cerca de 290,000 nuevos casos en 2035. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia de cáncer a nivel mundial podría aumentar en 50% para 2030.

“La IO ha demostrado en los últimos años que es un nuevo abordaje en el tratamiento del cáncer y que puede ofrecer un beneficio clínico en tumores avanzados, en términos de sobrevida a largo plazo de 1 y 2 años en pacientes previamente tratados, en comparación con el estándar actual de tratamiento”, mencionó Yolanda Bautista, oncóloga especialista en cáncer de pulmón del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del Seguro Social (Imss).

Nivolumab es la primera inmunoterapia en ser aprobada en México por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para tres indicaciones: cáncer pulmonar, renal y de piel, desarrollado por Bristol-Myers Squibb, líder mundial en investigación y desarrollo de tratamientos inmuno-oncológicos. Entre octubre de 2014 y octubre de 2015, la agencia estadounidense FDA (Food and Drug Administration) aprobó 10 nuevos tratamientos basados en IO y extendió la indicación de 12 terapias ya disponibles, lo cual indica cómo la Inmuno-oncología representa el futuro de los medicamentos contra el cáncer.

4 de cada 10 casos de cáncer en México se pueden prevenir, pero el resto puede ser descubierto tempranamente para recibir tratamiento óptimo y curarse. “Con la llegada a México de las inmunoterapias, se abre un universo de opciones para que nosotros como especialistas en oncología tengamos otra alternativa enfocada en cambiar las expectativas de supervivencia y la forma en que los pacientes viven con cáncer, con base en la premisa de que el sistema inmunológico es la herramienta más potente y eficaz para el reconocimiento y lucha contra la enfermedad, dijo Miguel Ángel Álvarez Avitia, oncólogo especialista en melanoma del Instituto Nacional de Cancerología.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí