El nacimiento y la interminable reinvención de la democracia en Estados Unidos

0
79

ShareAmerica

Justo a tiempo para el Día de la Independencia de Estados Unidos que se celebra el 4 de julio, una nueva exposición en un museo de Washington muestra artefactos y tesoros históricos que permiten examinar la evolución de la democracia estadounidense.

La exhibición American Democracy: A Great Leap of Faith (La democracia estadounidense: Un gran voto de confianza), que se presenta en el Museo Nacional de Historia de Estados Unidos del Instituto Smithsoniano, explora los debates que han dado forma a Estados Unidos por más de 240 años y describe la evolución del experimento estadounidense de un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo.

“Parece tan obvio que en la actualidad se pueda tener una democracia representativa, pero la idea era revolucionaria en el siglo XVIII”, explicó Barbara Clark Smith, una de las curadoras de la exhibición.

La curadora Lisa Kathleen Graddy dijo que los residentes de las 13 colonias británicas que conformaron los nacientes Estados Unidos dejaron a un lado sus diferencias para forjar una nueva nación.

“Cuando se abandona una monarquía para convertirse en un país con soberanía popular, hay asuntos que necesitan ser atendidos”, explicó Graddy. “Por ejemplo: 1) ¿Quién es ‘el pueblo’? ¿Quién puede votar? 2) ¿Cómo se realiza la votación? 3) ¿Cómo participan los ciudadanos, más allá de la votación? Y 4) ¿Qué tipo de ciudadanía se necesita para una democracia? ”

Algunos de los elementos emblemáticos de la exhibición son el escritorio portátil usado por Thomas Jefferson para redactar el texto de la Declaración de Independencia en 1776, un mantón rojo de seda usado por la activista en pro del sufragio femenino Susan B. Anthony y un par de zapatos usados por un partidario de los derechos civiles en la marcha que tuvo lugar en 1965 de Selma a Montgomery, en Alabama.

También se exhiben recuerdos de campañas presidenciales que incluyen insignias de campaña proclamando lealtad a George Washington; una insignia en forma de media luna que representa la sonrisa de Theodore Roosevelt; y tapones de botella con figuras que representan a Dwight D. Eisenhower y John F. Kennedy.

Pantallas suspendidas muestran anuncios de campañas políticas que recuerdan los incesantes mensajes dirigidos a los votantes durante la temporada electoral. En otro lugar, los visitantes pueden usar pantallas táctiles para contestar preguntas sobre sus opiniones respecto a la manera en que debe funcionar la democracia a nivel federal, estatal y local (al final de cada día, los curadores suman las respuestas para medir la diversidad de opiniones).

Asimismo, se muestran viñetas políticas (en inglés) del siglo XVIII y los famosos posters para bonos de la Segunda Guerra Mundial denominados las “Cuatro Libertades” (libertad de expresión, libertad de culto, libertad de vivir sin penuria [derecho a un nivel de vida adecuado] y el derecho a vivir sin temor).

El mensaje en general de la exhibición, concluyó Graddy, es que la democracia solamente funciona cuando la ciudadanía participa. La democracia es un emprendimiento difícil, agregó, pero los estadounidenses “siempre se esfuerzan por formar ‘una unión más perfecta’, como lo intentaron los fundadores de la nación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí