Coronavirus y ciberataques: no le brinde a su computadora un tipo diferente de virus

0
15

Ciudad de México, 25 de marzo del 2020.– Junto con la pandemia de Covid-19 y el crecimiento de casos de la enfermedad en el mundo, se está desarrollando en el mundo una amenaza digital emergente. Los ciberdelincuentes aprovechan el estado de alerta de la población mundial para enviar mensajes con noticias falsas que fingen ser información real de la OMS (Organización Mundial de la Salud), universidades de renombre y otras organizaciones, y difunden varios agentes maliciosos especialmente creados para robar o piratear datos y tener acceso ilimitado a archivos, tanto corporativos como personales.

Debido a la frecuencia de los ataques, la Agencia de Infraestructura de Seguridad y Ciberseguridad de los Estados Unidos (Cisa) emitió una alerta para que todas las personas estén atentas a las estafas relacionadas con la enfermedad. Según Cisa, los ciberdelincuentes envían correos electrónicos con enlaces a sitios web fraudulentos y archivos adjuntos maliciosos, lo que induce a las víctimas a revelar información confidencial o hacer donaciones a instituciones falsas.

A continuación, DigiCert, Inc., da a conocer las cinco mejores prácticas para evitar ataques digitales y así mantener un entorno seguro:

1.- Precaución con los correos electrónicos
Probablemente los usuarios hayan escuchado o recibido correos electrónicos con un logotipo muy similar al de la OMS o de universidades de renombre, con un archivo adjunto referente a la prueba del coronavirus.

Cuando se descarga el archivo, se le solicita al usuario una instalación que hace que la computadora se infecte con el malware conocido como «Koadic». También es posible que haya recibido un enlace a un video que muestra la construcción de hospitales temporales en China, durante el brote de Covid-19 en el país. Estos son solo algunos trucos que los piratas informáticos están utilizando para entrar en las computadoras de todo el mundo.

Una de las prácticas más frecuentes en ingeniería social es el phishing. Este tipo de ataque toma cada vez más fuerza durante la pandemia de coronavirus. El usuario recibe un correo electrónico que parece provenir de fuentes confiables, pero que en realidad son noticias falsas que se utilizan para influir o robar información personal.

Otro fraude también se realiza a través de campañas de correo electrónico no deseado, ya que estas estafas comparten similitudes con mensajes «disfrazados» como documentos importantes relacionados con Covid-19 o información corporativa. El correo electrónico generalmente insta a los usuarios a descargar y abrir varios archivos adjuntos que se presentan como documentos de Office. El usuario debe tener en cuenta que estos archivos adjuntos son maliciosos, ya que descargan e instalan virus de alto riesgo como Adwind, FormBook, TrickBot, etc.

«La guía principal en estos casos es: tratar todos los correos electrónicos sobre el brote de Coronavirus con sospecha. Evite hacer clic en enlaces de correo electrónico sospechosos o descargar documentos desconocidos, y use solo fuentes confiables para informarse sobre las últimas noticias sobre Coivuid-19. Adicionalmente, nunca revele información personal o información financiera por correo electrónico o responda a las solicitudes de esa información, y verifique la autenticidad de una institución antes de hacer donaciones», explica Dean Coclin, director de Desarrollo Comercial de DigiCert.

Otra recomendación es siempre eliminar los mensajes sospechosos antes de abrir si el remitente es desconocido. En lugar de hacer clic en el enlace de un correo electrónico, el usuario debe abrir una nueva página del navegador e ingresar la dirección / Localizador uniforme de recursos (URL) del sitio que va a visitar. Mientras está conectado, debe comparar el nombre del sitio web en la barra de direcciones en la que normalmente confía y buscar anomalías.

Parece básico, pero garantizar que separar el correo electrónico del trabajo del correo electrónico personal, puede proteger al usuario de los ataques. Es bastante común que un virus del correo electrónico personal infecte también un correo electrónico de trabajo, por lo tanto, se puede considerar usar un dispositivo diferente para cada uno o, al menos, un inicio de sesión diferente.

La protección de identidad también se puede utilizar para evitar ciberataques. El Bimi (Indicadores de marca para la identificación de mensajes) proporciona un marco global seguro que permite que las bandejas de entrada de correo electrónico, expongan logotipos designados por el remitente para mensajes autenticados. Este mecanismo también permitirá a los propietarios de dominios especificar un logotipo que aparecerá en la bandeja de entrada, junto con mensajes de correo electrónico autenticados enviados desde sus dominios.

2.- Atención al navegar
Es importante tener cuidado al navegar, ya sea en sitios web, redes sociales o aplicaciones. Se recomienda no abrir ni descargar archivos de sitios web sospechosos o desconocidos, ni hacer clic en ningún enlace enviado en redes sociales o aplicaciones de mensajería. Otro consejo es mantener el dispositivo con un antivirus actualizado.

El usuario debe asegurarse de visitar sitios web seguros con certificados de confianza. TLS (Transport Layer Security) / SSL (Secure Sockets Layer), ya que es la tecnología estándar para mantener una conexión a Internet segura y proteger los datos confidenciales que se envían entre dos sistemas, evitando que los delincuentes lean y modifiquen cualquier información transferida, incluidos posibles datos personales. El usuario puede buscar signos de un sitio web verificado haciendo clic en el candado, en Información del certificado y buscando información sobre el sitio que está visitando, y la URL que coincide con el nombre del sitio web original.

3.- Asegurar la red
Una red pirateada puede significar el acceso al sistema por parte de usuarios no autorizados, por lo tanto, hay que eliminar esta posibilidad controlando quién puede acceder a la red. Siempre se aconseja la autenticación multifactor (MFA) para garantizar que solo los usuarios autorizados puedan acceder a los sistemas controlados. Además, asegúrese de que su red doméstica tenga una contraseña segura.

«Si elige usar su computadora o dispositivo desde una cafetería u otro espacio público, tenga cuidado con el Wi-Fi público y no confíe en las redes abiertas. Asegúrese siempre de que su dispositivo no esté configurado para conectarse automáticamente a ninguna señal de Wi-Fi se encuentra. Al tener cuidado con las redes abiertas, ya reduce en gran medida el riesgo de cibercrimen», agregó Dean Coclin.

Si es necesario, hay que utilizar el teléfono como punto de acceso. También se puede desactivar el descubrimiento de red, para que la computadora de trabajo esté oculta de otras computadoras en la red.

4.- Seguridad trabajando desde casa
El riesgo de ataques cibernéticos es aún mayor ahora que muchas compañías están pidiendo a los empleados que trabajen desde casa, como una forma de detener la propagación del coronavirus. En este entorno, es más importante que nunca practicar buenos hábitos de seguridad.

Además de seguir los consejos enumerados anteriormente, es importante recordar mantener el espacio de trabajo físico seguro y almacenar los dispositivos de trabajo de forma segura cada noche, como no alejarse de la computadora desbloqueada. Además, no es recomendable que los miembros de la familia usen los dispositivos de trabajo. Esta es otra razón para considerar el uso de una computadora diferente por motivos laborales y personales. Además, siempre se deben seguir las pautas de la compañía, pero es especialmente importante cuando se trabaja desde casa. Es indispensable informar cualquier comportamiento sospechoso al departamento TI empresarial.

5.- Usar la tecnología para protegerse
Los piratas informáticos están evolucionando sus niveles de piratería, sofisticación de estafa y lo están utilizando contra los usuarios en este período de Covid-19. Para evitar ataques, es importante actualizar siempre el software y el navegador con las últimas versiones de Microsoft Edge, Mozilla Firefox y los navegadores de otros proveedores que vienen equipados con filtros antiphishing.

Las tecnologías existentes, como PKI, que proporciona cifrado y garantía de identidad criptográfica en cada flujo de datos y verifica a todos los usuarios de la red, pueden desempeñar un papel clave en la protección de los hogares, las empresas y las redes conectadas. Los ataques de correo electrónico son comunes para la suplantación de identidad (phishing) y la ingeniería social, y las empresas también pueden ayudar a proteger a los usuarios y otras personas que confían en sus sistemas de correo electrónico mediante el uso de certificados digitales para garantizar la identidad, la autenticación y el cifrado del cliente.

«Una plataforma PKI sólida puede ayudar a garantizar que los correos electrónicos sean firmados por partes autorizadas dentro de la organización, ya que muchos ataques dependen de la ingeniería social para falsificar un correo electrónico de una fuente supuestamente confiable para ganar la confianza del destinatario y luego robar su identidad o credenciales, «concluyó Dean Coclin.

En tiempos de Covid-19 no solo los usuarios deben cambiar sus hábitos sociales, sino también los digitales. Seguir los consejos enumerados anteriormente es un buen comienzo para protegerse contra los ataques de piratas informáticos y la fuga de datos, manteniendo su red y dispositivos seguros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − uno =