Propiedades.com

El cuidado del ambiente es un asunto impostergable. Desde hace poco más de 30 años, la temperatura del planeta y la huella de carbono del ser humano han agravado las condiciones del cambio climático. De acuerdo con la ONU para 2020 será irreversible si no hacemos algo para disminuir la contaminación.

Y, ¿por qué no hacerlo desde casa? Actualmente, hay una tendencia creciente de aprovechar los avances de la tecnología para ayudar al medio ambiente: las ecotecnologías. Poco a poco, las casas han sido adaptadas para que sean amigables con el ambiente, pero también con los usuarios animándolos a ahorrar recursos.

La propuesta principal es que al usar las tecnologías verdes los hogares sean sostenibles, el pago por recursos básicos como agua o luz se reduzca hasta en un 30% o más, pero, sobre todo, reducir la huella de carbono del ser humano y frenar el cambio climático. Si no sabes por dónde comenzar, aquí te recomendamos cinco dispositivos que harán toda la diferencia.

  1. Recubrimientos reflectivos
    Este tipo de recubrimiento se aplica en las azoteas como si fuese un impermeabilizante, pero su propósito es disminuir y bloquear la cantidad de calor que entra al hogar. Con ello, además de que tu casa estará más fresca, usarás menos el aire acondicionado y ventiladores. Dejar de usar aparatos para disminuir el calor, se refleja en menor uso de electricidad, o sea, una factura de luz más barata.
  2. Calentadores solares de agua
    Con este tipo de calentadores, el sol será tu mejor aliado. El calor del sol es capaz de generar tanto calor como el gas o la electricidad. Los calentadores solares cuentan con cuatro componentes: colector, contenedor, sistema y substancia de trabajo. Además, requieren un bajo mantenimiento, son fáciles de instalar y necesitan una infraestructura básica, pero la verdadera ventaja es que tus gastos se verán recortados en un 50%.
  3. Sistema modular de captación de agua pluvial
    H2OG, una empresa que se dedica a distribuir recolectores de agua, estima que una casa promedio puede captar mil 500 galones (aproximadamente, 6 mil littros) de agua con cada tormenta. Este sistema, aplicado a los hogares, te garantiza un ahorro de 15% en el recibo bimestral y funciona de manera muy sencilla: un pequeño tanque se instala en un punto en el que la lluvia baje, entra a un filtro, se desinfecta y luego pueda ser usada para limpiar o regar plantas. No es potable, pero suple el uso de la misma en labores que no la requieren.
  4. Sistema fotovoltaico para la vivienda
    El sistema consta de una instalación solar aislada que sintetiza la energía solar y la convierte en electricidad. La instalación está pensada para crear la cantidad justa para el autoconsumo y satisfacer las necesidades de tu hogar. Una de las verdaderas maravillas es que este dispositivo promete que no dependerás nunca más de una red eléctrica de distribución.
  5. Dispositivos de ahorro de agua en lavabos de baño y cocina
    Cuando te lavas las manos, los dientes o la cara desperdicias litros de agua sin darte cuenta, igualmente al lavar los trastes. Por ello, se han creado llaves especiales y reguladores que limitan la cantidad de agua liberada al abrir el grifo. Las opciones son variadas: limitadores de caudal (reducen la sección de paso del agua y limitan el consumo a ocho litros por minuto), válvulas reguladoras (estrechan el chorro de agua) o aerizadores (mezclan el chorro de agua con aire y crece el volumen del chorro, ahorran 40% de agua).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí