Semillas y raíces

0
39

Víctor Manuel López Wario

 

Para el doctor Gerardo A. Saucedo Campos;
por sus años de servicio,
 los muchos discípulos formados en  su ciencia,
los múltiples pacientes tratados
y los amigos adquiridos con su bonhomía.

 

Yo no te aporté los huesos,
la carne de tu vida,
la sangre en tus venas
ni el color en tu piel…
no te di los instantes de inquietud
ni el tiempo de la reconciliación;
ti di una sombra.

Era común verlo recorrer el camino en rededor de la fuente de piedra gris en pos de aquellos peces de colores mientras musitaba la imagen de Hortensia.
Era común verlo recorrer el camino en rededor de la fuente mohosa en pos de unos recordados peces de colores mientras susurraba la fugaz imagen de Hortensia.
Era común verlo recorrer el camino apisonado en rededor de la fuente polvorienta con la imagen errante de unos peces de colores mientras siseaba una tonadilla en pos de Hortensia.

Ese con mirada vagabunda es uno de los muchos derrotados, uno de los tantos confiados en la certeza de la dedicación, disciplina y calidad depositada en la realización del trabajo leal, uno de los despreciados vencedores en guerras pírricas, … en tales historias de desesperanza hay dos vertientes: la primera agobiante y desesperante; la segunda, es un centón de imposturas… en algunos derrotados aun surge una sonrisa de satisfacción y tranquilidad y, de vez en cuando, alguno de ellos levanta el vuelo con el impulso de sus ajadas plumas.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí