La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la Federación de Sociedades de Urbanismo de la República Mexicana, A.C. (Fesurmac) y Sociedades de Urbanismo Estatales unirán esfuerzos para la formulación de nuevas legislaciones más acordes con las necesidades de las urbes modernas.

Ante los integrantes de la Federación, se destacó la importancia de contar con un marco jurídico que responda a la realidad de que de tres de cada cuatro habitantes viven en las ciudades y 60 por ciento en las 59 zonas metropolitanas del país.

“La propuesta de una nueva legislación en materia de desarrollo urbano y asentamientos humanos tiene como eje el derecho a la ciudad que tenemos todos a vivir en una ciudad de manera sana y sustentable en la que podamos vivir seguros”, dijo la Sedatu.

Adicionalmente, propuso ser audaces al incorporar nuevas visiones y, sobre todo, al distribuir competencias en los tres órdenes de gobierno, respetando las facultades que el 115 Constitucional le da al municipio, “pero entendiendo que ya no es desde la lógica parcial municipal como podemos resolver los problemas de las grandes metrópolis del país”, afirmó.

Señaló que ante los grandes retos que enfrentan las ciudades “es necesario una reflexión profunda para establecer nuevos criterios que nos permitan hacer vinculantes las decisiones que se observan en materia metropolitana con relación a temas tan importantes como el medio ambiente, transporte, manejo de residuos sólidos, vivienda, movilidad y, por supuesto, seguridad”.

Señaló que es muy importante contar con la participación de urbanistas y otros sectores del país para armonizar los criterios de la ley con la visión que se tiene de la planeación de las ciudades con respeto a los derechos humanos, seguridad ciudadana y patrimonio de sus habitantes.

“Esta nueva legislación tendrá un enfoque de género. La participación de las mujeres urbanistas en su consulta ha sido muy importante y llamamos a todas ellas a seguir participando para que este enfoque esté presente”, dijo.

La nueva política de desarrollo urbano y vivienda va encaminada al desarrollo humano, ya que no se trata de construir viviendas, sino de construir ciudades, y en ese sentido hay un antes y un después en la política que se venía instrumentando hasta 2012 con la que hoy se impulsa.

“Esta nueva política del vínculo de lo urbano con lo rural es parte fundamental de la agenda de la reforma legislativa que queremos impulsar, así como la que habrá de discutirse en el Foro Hábitat III, que se realizará en octubre por ONU-Hábitat, en Quito, Ecuador”, señaló.

Al firmar el convenio entre la Sedatu-Fesurmac, afirmó que este mecanismo permitirá conjuntar experiencias y conocimientos para consolidar y revisar los programas operados en la Sedatu, y para definir los usos y destinos acordes a las circunstancias locales, que permitirá orientar consultas y apoyos para estudiar los fenómenos de las conurbaciones de los municipios y entidades federativas.

En los foros estatales, realizados por el Derecho a la Ciudad rumbo a Hábitat III, ya se han aportado recomendaciones muy importantes, pero, además, se trata de alinear la presencia de México y del del Estado mexicano en Quito, Ecuador, en octubre, con los compromisos signados en Nueva York, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas y, particularmente, el décimo primer de los objetivos de la Agenda 20-30, que habla de la construcción de ciudades seguras, sustentables, compactas y resilientes.

De la misma manera, están los compromisos que firmó México en París en el marco de la COP 21, y que tienen que ver con los temas de sustentabilidad y del medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí