Ráfaga: Ensalada presidencial no apta para cardíacos

0
36

Jorge Herrera Valenzuela
Twitter / Facebook

Ciudad de México, 22 de noviembre de 2023.- Hoy, se cumplieron 60 Años del asesinato de John F. Kennedy. Todo Sigue en el misterio. Ni autor o autores intelectuales identificados, sólo un “chivo espiratorio” y el pistolero Jack Ruby que cayó muerto frente a Las cámaras de televisión.

No es “El Peje”; es el presidente
Pasaron cinco años para que el presidente de los Estados Unidos de México se diera cuenta de lo que significa la investidura como jefe de Estado. El que se dice ser el segundo presidente más popular en el mundo, rehúye asistir a eventos, porque quieren insultarlo, humillarlo, faltarle al respeto y a su autoridad.

Aquí, en este mismo espacio de mi comentario periodístico, he reiterado que el tabasqueño dejó de ser un ciudadano común y corriente desde el primer minuto de asumir el mandato presidencial y hasta el final de su mandato. Siempre he afirmado, categóricamente, al presidente de México debemos respetarlo, respaldarlo, por la investidura institucional. No importa su ideología, su partidismo político y creencia religiosa.

El tabasqueño es el primero, como mexicano, que ha manchado la investidura muchas veces. No acepta asesorías ni escucha a consejeros.

Eso lo tiene con mala imagen, la que siempre atribuye a los conservadores, a los neoliberales y a los medios de información. Ha perdido popularidad, aunque lo siguen millones de mujeres y hombres. Aquí la frase de Eugenio Derbez, “¡Qué me lo expliquen!”

A partir del instante en que terminó de rendir protesta ante los miembros del Congreso de la Unión, cambió su personalidad. Dejó de ser al que los cuates le llamaban “El Peje”.

La investidura institucional lo obliga a respetar y hacer respetar la Constitución Política, de gobernar para todos los mexicanos y mantener el principio de la División de Poderes.

Lo último que hemos oído respecto a “cuidar la investidura presidencial” y al deseo de que “nadie me ningunee, porque soy el presidente”, fue al ser interrogado de por qué no iba a Acapulco y se mezclaba con los damnificados. Culpó a los medios televisivos, pero no presentó pruebas, de que lo iban a exhibir cuando la gente lo abucheara.

¿Y su equipo de logística?
¿Verdad que su equipo de logística, su ayudantía de civiles, sirve menos que La Carabina de Ambrosio? ¿Se da cuenta de que no debió desaparecer al Estado Mayor Presidencial? ¿Se acabó el pueblo bueno y sabio?

El presidente de México ya no viaja en líneas aéreas comerciales. Cuando lo hizo fue increpado por los pasajeros. Una señora le hizo reclamos. Hubo quienes prefirieron perder el vuelo y no viajar con él. Nada de eso sucedería si su equipo de seguridad no estuviera manejado por un restaurantero.

Para “cuidar la investidura presidencial” no asistió a las sesiones donde el Senado de la República le entregó la Medalla Belisario Domínguez a la maestra Ifigenia Martínez Hernández y a la escritora Elena Poniatowska.

En uno de los casos, “la responsable” fue la senadora Lily Téllez que “convocó” gente para que lo humillaran. ¿Carece el presidente de la República de cabilderos y de operadores conciliadores? A Elenita le escribió una carta para disculparse.

Presidente besucón, pispireto
Cuentan que los presidentes son de “ojo alegre y pispireto”. Siempre los ligan en romance con las artistas cinematográficas. El más galán lo fue Adolfo López Mateos, se divorció y contrajo nupcias con joven y guapa profesora. “La Tigresa” nunca ocultó su amorío con Gustavo Díaz Ordaz. De tres no hubo chisme de “infieles”: Lázaro Cárdenas, Manuel Ávila Camacho y Luis Echeverría o fueron muy discretos.

Al actual ya lo tienen clasificado como “El besucón” y cuando menos los videos que “subieron” a las redes sociales, así lo corroboran. Siempre en eventos, olvida guardar la compostura de presidente de la República. ¿Deshonra la investidura? ¡No!, es exagerar, pero no hay aprobación popular.

Dos días antes de festejar sus primeros 70 años, estaba en una ceremonia en Tecate, Baja California. Sorpresivamente, una joven guapa y de “buen ver” trepó a una silla para hacer notoria su presencia y en busca de una foto con el presidente. Sábado 11 del presente noviembre.

Ella, la diputada federal Julieta Ramírez Padilla, logró su propósito porque el tabasqueño interrumpió su silencio. Se aproximaron para la foto, pero él le plantó un beso en la mejilla. La versión circuló al momento. Voces del populacho: “La besó en la boca”. Ahí mismo se comentó que a los halagos y manifestación de apoyo de “La Julietona”, el presidente la tomó del rostro para darle el beso. Se tomaron varias juntando sus cabezas.

Cuando el mandatario estuvo en Tijuana, otro incidente. A las reporteras las llamó “corazoncitos” y a la periodista Lorena García, del Periódico Mexicano, le dio un beso en la mejilla, al evadir la respuesta a una pregunta que le hizo.

En entrevista con la colega Azucena Uresti, la reportera dijo que el presidente le faltó al respeto. “En mis 19 años de carrera profesional, periodística, jamás me había pasado eso. Si las mujeres querían beso, yo no”.

Lo más reciente que provocó comentarios tuvo lugar en Nayarit y la “culpable” es una chica de 26 años, ingeniería en Gestión Empresarial, modelo, Nuestra Belleza y… ¡política!, María Geraldine Ponce Méndez, del municipio Xalisco, en la tierra de Amado Nervo.

El escándalo involucró a la esposa del señor presidente. Sucede que Geraldine quiere mucho al tabasqueño, es militante de su partido, por lo cual la superguapa nayarita siempre lo recibe con afecto y se sientan juntitos, hay videos y fotografías. La ingeniera y modelo triunfadora en certámenes de belleza. Actualmente, es presidenta municipal de Tepic; antes fue diputada federal.

Que el inquilino de Palacio Nacional tenga famas de “querendón” no tiene nada de malo. Sin embargo, debería ser muy discreto al tomarse fotos con mujeres. En su visita de fin de semana a Quintana Roo, aparece fotografiado “pegadito” a la gobernadora Mara Lezama

En ningún momento, en público, deja de ser el presidente de México y debe cuidar la investidura.

Ministra sin historial
A raíz de que hay una vacante en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el presidente de México determinó integrar una terna de tres abogadas que han desempeñado tareas jurídicas burocráticas.

El trío de las respetables damas no cuenta con historial de actividades académicas; en su currículum no figura que sean autoras de obras relacionadas con el Derecho. Una tiene estudios en la Universidad de Nueva York y otra fue diputada federal.

María Bertha Alcalde Luján, hermana de la actual secretaria de Gobernación e hija de una de las principales activistas del Movimiento de Regeneración Nacional, es representante del Programa Bienestar en Chihuahua.

La hermana del jefe interino de Gobierno de la Ciudad de México, Lena Batres Guadarrama, sin antecedentes académicos ni de docencia universitaria. Fue diputada federal por el partido en el poder.

La abogada en materia sindicalista María Estela Ríos González, desde noviembre de 2021 es la titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia. Su cargo es equivalente a miembro del gabinete presidencial, motivo por el que no puede aspirar a ministra, pues debió renunciar con un año de antelación.

En el supuesto de que el Senado de la República no apruebe a una de las integrantes de la terna, en un plazo de 30 días naturales, días calendario, puede enviar un trío, nuevamente, y en caso de aceptarse ninguno de los integrantes, el jefe del Ejecutivo Federal puede hacer la designación correspondiente.

¡Qué lindo es Badiraguato!
A lo mejor, antes del 30 de septiembre de 2024 tendremos otro nuevo Pueblo Mágico: Badiraguato. Tiene historia desde el 1600, ruinas, cerros, bosques, paisajes naturales con varios ríos, habitantes hospitalarios y gastronomía local.

En este sexenio los habitantes de ese norteño municipio vieron cumplido su deseo de contar con moderna carretera que los une con Durango y Chihuahua, en el llamado Triángulo Dorado.

El pasado 14 de este mes, el presidente de México inauguró la carretera Badiraguato-Guadalupe-Calvo, con inversión de 2,800 millones de pesos. Esa vía terrestre está próxima a la localidad La Tuna, donde vive la señora María del Consuelo Loera Pérez

Fue la séptima visita presidencial y se anunció que habrá más antes de terminar septiembre de 2024, “porque a mí me gusta”. En la primera ocasión, detuvo la marcha de su camioneta y fue a saludar a la señora madre de “don” Joaquín Guzmán Loera. Doña Chelito le entregó una carta al tabasqueño.

Tal vez, sea uno de los rincones mexicanos más conocidos a nivel mundial, por ser la tierra natal de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, el narcotraficante que logró fugarse dos veces de prisiones mexicanas y ahora se encuentra en una cárcel de alta seguridad en tierras norteamericanas.

De ese mismo municipio es el joven Ovidio Guzmán López, quien por orden presidencial fue liberado en un operativo militar-policíaco. El gobierno de Estados Unidos presionó para que fuese capturado, encarcelado y extraditado. Después de negociaciones, a alto nivel, entre los gobiernos de México y Estados Unidos, Ovidio fue enviado a Nueva York y se encuentra prisionero bajo proceso.

Los agentes de la DEA se colaron en el grupo de “Los Chapitos” y tienen información completa sobre las actividades de Iván Archivaldo y Jesús Alfonso Guzmán Salazar, así como de Joaquín Guzmán López.

Los norteamericanos al solicitar la detención para extradición de “Los Menores” o “La Chapiza”, como se identifica a “Los Chapitos”, aseguraron tener copia de documentos, fotografías y videos de los laboratorios donde los jóvenes producen el fentanilo para su exportación a la Unión Americana.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí