Denuncian acciones fraudulentas en construcciones de CDMX

0
379

El Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles, A.C., en conferencia de prensa, denunció actos fraudulentos en los cuales están involucrados un grupo de ingenieros civiles y algunas dependencias del Gobierno de la Ciudad de México, a través del Instituto de Seguridad para las Construcciones en el Distrito Federal y la Secretaría de Obras y Servicios, que ponen en riesgo la seguridad de algunas de las construcciones que se realizaron entre 2011 y 2015 y, por consecuencia, de los habitantes de la ciudad.

Reveló que el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, hace caso omiso a las acusaciones realizadas en contra de un supuesto contubernio entre Renato Berrón Ruiz, director general del Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal, y Francisco Gregorio López Rivas, usurpador de la dirigencia del Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles (Cmic).

Como legítimos dirigentes del Cmic, Ricardo Meza Padilla y el presidente fundador y de la Junta de Honor, Florencio Hernández del Ángel, evidenciaron la usurpación de funciones de presuntos peritos encargados de avalar la seguridad en los inmuebles desde el Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal y alertaron a la población sobre probables problemas de seguridad en ellos, sobre todo porque la Ciudad de México ser encuentra en una zona altamente sísmica.

Aseguraron que existe un contubernio entre Berrón Ruiz y López Rivas, usurpador de la dirigencia del Cmic, así como otros miembros que se hacen pasar como integrantes de éste, quienes han efectuado sus resellos anuales como directores responsables de obra y corresponsables, sin cumplir los requisitos legales.

Hernández del Ángel precisó: “Se han detectado cerca de 50 directores responsables de obra que fueron avalados por López Rivas, por lo que estos certificados son nulos al no obtener la legalidad suficiente. Los ingenieros se tienen que someter a un examen para acreditarse como director responsable de obra y un requisito para ello es pertenecer a un colegio, además de otros requisitos como tomar cursos de actualización, por lo que pensamos que ante la acreditación ilegal de Director Responsable de Obras (DRO), hay una red de complicidad entre la secretaría de Obras y Servicios, la Secretaría de Desarrollo y Vivienda y del Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal”.

Explicó que los requisitos estipulados en el Artículo 42, Fracción III inciso B del Reglamento de Construcciones para el Distrito Federal detalla que para otorgarse el registro como DRO o corresponsable, se debe acreditar que el ingeniero sea miembro activo de un colegio de profesionales y obtenerlo con documentación veraz.

Sin embargo, en el oficio número (DGP/DCP/021/2012), expedido por la Dirección General de Profesiones de la Subsecretaría de Educación Superior, puntualiza que López Rivas y otras once personas no pertenecen a ningún colegio”.

Por lo tanto, aseveró que la documentación firmada por López Rivas carece de toda legalidad porque es falsa, viola el artículo 42 antes mencionado y pone en entredicho la seguridad de las construcciones firmadas por estos DRO’s y corresponsables, entre los años citados.

Especificó que el Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal, que trabaja en conjunto la Secretaría de Obras y Servicios (SOS), fue creado con la intención de vigilar la estructura de los edificios en proceso o que se encuentran en riesgo en la capital del país, principalmente porque la Ciudad de México se encuentra en una zona de alta sismicidad.

Aun así, lamentó que ante la autorización de construcciones realizadas por todos estos peritos con documentación apócrifa, ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos en caso de un sismo de igual o mayor intensidad al ocurrido en 1985.

El abogado del Cmic, David García Villegas, explicó que si ocurriera un sismo, el primer responsable sería López Rivas, después los DRO, pero como se le notificó a las autoridades, automáticamente se vuelven responsables al conocer los hechos.

Subrayó que el legítimo presidente del Cmic notificó de forma directa a Mancera, mediante el oficio número CMIC-VII-012-2015 y a otros funcionarios de su gobierno como su secretario particular, Luis Ernesto Serna Chávez, mediante el oficio CMIC-VIII-075/2015, pero, sin obtener respuesta alguna.
Comentó que luego de 31 meses de litigio, el 10 de noviembre de 2015 se declaró la sentencia definitiva mediante la cual los magistrados de la Séptima Sala del Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Civil, avalan la legalidad de Meza Padilla como presidente de este colegio.

“A pesar de este mandato judicial, las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México se mantienen en desacato y continúan protegiendo, apoyando y solapando la actuación irregular de López Rivas, sin darle reconocimiento de hecho, porque ya lo tiene de derecho, a Meza Padilla, para formar parte de todas las actividades que su cargo le confiere en asuntos del Gobierno de la Ciudad de México”, remarcó García Villegas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí