De la Ciudad

0
141

¿Despertar del México bronco?

En este año electoral, el más importante en los últimos tres sexenios para México. Creo no pierde vigencia, una obra escrita que ha sido y todo parece indicar, sigue siendo, una lectura obligada.

Tanto en los bachilleratos como en los planteles de educación superior, por supuesto de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), es recomendado por los profesores.

Por ello (creo) vale la pena reproducir el trabajo que presenté y se publicó en varios medios informativos digitales hace un año.

Reproduzco: El periodista estadounidense John Kenneth Turner, documentó en 1911, en su libro “México bárbaro”, lo siguiente: “Descubrí que el verdadero México es un país con una Constitución y leyes escritas tan justas en general y democráticas como las nuestras; pero donde ni la Constitución ni las leyes se cumplen”.
Cuanta verdad, que hoy en día, en pleno Siglo XXI, a prácticamente hace 106 años, tal parece que todavía se sostiene esta frase.

Ahora bien, también hay otras obras, de autores ingleses, que retratan al “México bronco”, como: D.H. Lawrence (La Serpiente Emplumada), Graham Greene (El Poder y la Gloria) Malcolm Lowry (Bajo el Volcán) y Rebecca West (Survivors in Mexico). Pero, hoy, en 2017, parece despertar el México bronco, pero, sólo eso: parece.

Parece, porque, a reserva de las movilizaciones y acciones que llevan a cabo, principalmente las organizaciones campesinas y sociales -los sindicatos y burócratas duermen el sueño de los justos-, más bien se vive una “revolución cibernética”, que a mucha diferencia del Siglo XX, mucho ha cambiado México desde el Porfiriato y al inicio de la revolución.

Se puede decir que aún existe la sensación de que siguen existiendo dos Méxicos, como afirmó el periodista norteamericano Kenneth; es decir, uno, pequeño, el de los gobernantes, los ricos, los privilegiados y sus amigos; y otro, el más grande, donde los abusos, la falta de justicia y de oportunidades son la regla.

No haya duda que nuestro país necesita un cambio, pero con orden, con responsabilidad, de todos, porque, “despierta” el crimen organizado y podría aprovechar esta coyuntura del “gasolinazo”.

Todo parece indicar que hoy vivimos, más que un México bronco, un México enojado e inconforme. Los indignados son muchos y demasiados los que no pueden dormir tranquilo.

Análisis final de John Kenneth Turner
Vale la pena tomar en cuenta el último análisis de John Kenneth Turner, plasmado en su libro “México bárbaro”, cuando toca el punto sustancial que consiste en que al mexicano hay que gobernarlo desde arriba, “porque no es apto para la democracia; que hay que esclavizarlo en aras del progreso, puesto que no haría nada por sí mismo o por la humanidad si no se le obligase a hacerlo por medio del temor al látigo o al hambre.

“Que debe ser esclavizado, porque no conoce nada mejor que la esclavitud; y que, de todos modos, en la esclavitud es feliz. Todo lo cual, en fin de cuentas, se resuelve en esta simple proposición: puesto que el mexicano está sojuzgado, se le debe mantener sojuzgado.

“Bajo el bárbaro gobierno mexicano actual, no hay esperanza de reformas, excepto por medio de la revolución armada. Esta revolución, en manos de los elementos más preparados y más progresistas, constituye una robusta probabilidad del futuro inmediato.

“Cuando la revolución estalle, se llevarán con rapidez tropas norteamericanas a la frontera, dispuestas a cruzarla en caso de que Díaz sea incapaz de contener la revolución por sí solo.

“Si el ejército norteamericano la cruza, no será de manera ostensible para proteger a Díaz, sino para proteger las propiedades y las vidas de los norteamericanos. Con este fin se harán circular deliberadamente falsas noticias de que ellos sufren ultrajes o de peligros para sus mujeres y sus niños, para excitar a la nación a que justifique el crimen de la invasión. Ese será el momento en que los norteamericanos honrados deberán hacer oír sus voces.

“Deberán exponer, en términos inequívocos, la conspiración contra la democracia y pedir que, de una vez para siempre, el gobierno de los Estados Unidos deje de poner la máquina del Estado a la disposición del déspota para ayudarle a aplastar el movimiento en favor de la esclavitud en México”. Termina la cita de la obra.

¿Revolución social? Más bien, hasta ahora, se ve una “Revolución Cibernética”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + 6 =