Trabajadores mineros de diferentes secciones en el país calificaron de mentirosos a Napoleón Gómez Urrutia, porque “ni minero es” y sigue aferrado a no regresar a diez mil trabajadores de Cananea cerca de 55 millones de dólares que les robó.

Representantes mineros de la Unión Nacional de Sindicatos Minero- Metalúrgicos y Metal- Mecánicos de México (Unasim), encabezados por Carlos Pavón Campos, señalaron que el hecho de que Gómez Urrutia sea senador no lo salva de responder al laudo laboral de que tiene que regresar los millones de dólares que se robó, desde hace más de 20 años.

Dejaron en claro que Gómez Urrutia no representa a los trabajadores mineros del país, porque siempre ha buscado su beneficio personal, utilizándolos para llevar a cabo huelgas con costos dolorosos ellos y sus familiares.

Pusieron como ejemplo las huelgas de Taxco, Guerrero; Sombrerete, Zacatecas, y Cananea, Sonora, donde miles de trabajadores quedaron en la ruina por los paros innecesarios para satisfacer ambiciones monetarias de Gómez Urrutia.

Los miembros de la Unasim recordaron que en la industria minera están registrados 101 mil trabajadores sindicalizados, de los cuales 9 mil están afiliados al sindicato minero que dice representar Gómez Urrutia, es decir, que 92 mil se encuentran en otras organizaciones sindicales con mejores suelos y prestaciones sociales.

Por ello, anunciaron que acudirán a la Secretaría del Trabajo (Styps) para darle validez oficial a la Unasim y, a través de la unión, se defenderán los contratos colectivos de los trabajos mineros y de quienes buscan engañarlos para satisfacer ambiciones personales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + catorce =