ShareAmerica

Washington, D. C., 2 de diciembre de 2019.- Las mujeres de Vietnam están aprendiendo a establecer negocios y hacerlos crecer atrayendo a nuevos inversionistas y clientes.
Para ello, tienen un socio en el Centro Estadounidense de la Embajada de Estados Unidos en Hanói. Con la ayuda local para organizarse de la Academia de Mujeres de Vietnam y del Sindicato de Mujeres de Vietnam (una organización dedicada a los derechos) el centro ofrece un curso intensivo de cinco días para las mujeres empresarias en 16 provincias del norte de Vietnam, en pueblos y ciudades, así como en localidades remotas.

El curso ofrece capacitación básica a las mujeres con la idea inicial para quienes quieren abrir un negocio por primera vez, así como con información sobre financiamiento y crecimiento para las mujeres que ya manejan negocios y que quieren subir de nivel.

Las mujeres vietnamitas siempre han trabajo mucho, pero algunas hallan difícil la movilidad jerárquica. El curso, denominado “Startup Smart for Women” (Comienzo inteligente de negocios para la mujer), pretende ayudar a las mujeres a encontrar esa movilidad. Según Trang Pham, empleada en el Centro Estadounidense, unas mil aspirantes emprendedoras o propietarias recientes o en la mitad de su carrera, han completado el curso desde que comenzara a ofrecerse en 2017.

En cada curso de cinco días se ofrecen conferencias, estudios de caso y excursiones. Las participantes presentan sus ideas y comparten experiencias. “Al terminar el programa, las participantes se reúnen con mujeres empresarias locales exitosas, que sirven como tutoras en sus proyectos”, dice Trang.
Las exalumnas exitosas del curso han asumido papeles de liderazgo en sus comunidades mientras sostenían o hacían crecer sus negocios. Algunas presentaron planes de negocios para el Festival de Mujeres Empresarias Principiantes de Vietnam en 2019 y varias ganaron premios en competencias sobre ideas de negocios.

Relatos de éxito
Trang citó a tres mujeres en particular que han tomado el curso:

• Luu Kim Cuc, de Vinh Phuc, produce y comercia con ajo negro, como un ingrediente en la cocina sana para el corazón. Los instructores del curso la impulsaron a publicitar su producto más ampliamente y ampliar su red de contactos de negocios. Aumentó la producción de su negocio a más de 30 kilos de ajo negro al mes y tiene previsto hacer más ampliaciones.
• Hoai Nguyen, de Hanói, fundó una compañía que ofrece el pasto Vetiver para la fabricación de incienso. Con la capacitación del curso aprendió a cómo definir mejor a su clientela y a sus mercados. Cambió su estrategia de mercadeo y ventas y amplió su red de posibles inversionistas.
• Ly Thi Nien, de la provincia de Bac Kan, estableció una “fábrica casera” para producir fideos secos, que vendía a restaurantes y familias locales. Por medio del curso aprendió a cómo registrar su marca de fábrica y a mejorar su empaquetado. La demanda por sus productos creció con lo que pudo comprar más maquinaria, contratar a más gente y elaborar una amplia variedad de productos. Estos ahora se venden en uno de los supermercados más grandes de Hanói.

Las participantes en el programa también usan la tecnología, especialmente con el uso de teléfonos inteligentes para comunicarse con sus clientes en línea electrónica, según Trang.

El Centro Estadounidense tiene previsto auspiciar cursos avanzados en tres provincias en el año 2020. La participación será limitada a los actuales dueños de negocios dispuestos a ampliar sus empresas. Los cursos del año 2020 también enseñarán a propietarios exitosos como ser tutores de nuevos empresarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =