Documental de Humboldt en la FIC de Morelia

0
185

Alexander von Humboldt desembarcó en tierras de la Nueva España en 1803, en el puerto de Acapulco, Guerrero. El recorrido que emprendería entonces en nuestro país fue la inspiración de su obra cumbre… Cosmos.

Ese recorrido y viaje es retratado en el documental Humboldt en México. La mirada del explorador, de la directora y productora Ana Cruz. Estrenado en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato en julio pasado, ahora fue parte de la selección del Festival de Cine de Morelia, uno de los foros cinematográficos más importante del país.

El documental inicia en 1834 en la Biblioteca de Humboldt, en Berlín, cuando el naturalista tiene 65 años y está por escribir su magna obra, Cosmos, para lo cual revive sus recuerdos de las Américas. Así, el explorador y científico, narra sus memorias de viaje y recuerda los momentos más significativos por la Nueva España, tierra a la que llega después de recorrer buena parte de América del sur.

Aunque ha habido amplio interés entre el público mexicano, el documental no ha sido estrenado para una audiencia mayor, no obstante, su realizadora tiene un plan conjunto con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) para lograrlo.

En entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, Ana Cruz señala que después de su proyección en Morelia, bosqueja una estrategia con la Conabio para proyectarlo en 2018 en museos y espacios científicos del país. “Nuestro deseo es que más personas lo vean y entiendan el espíritu de lo que significa explorar y descubrir, porque la vida es eso: un viaje exploratorio y de descubrimiento. Algunos dedican ese viaje a la ciencia o el arte, a la minería, a los volcanes o a la poesía, eso es la vida”.

El documental es protagonizado por el actor alemán-mexicano Alexander Holtmann, quien personifica al naturalista cuando tenía 34 años y llega al puerto de Acapulco, proveniente de Guayaquil, Ecuador, en una fragata española acompañado de su socio Aimé Bonpland, interpretado por David Psalmon, actor franco-mexicano. De acuerdo con sus realizadores, no se trata de un documental biográfico, sino de un roadmovie que sigue los pasos de Humboldt en su expedición por la Nueva España.

La película fue filmada en locaciones de México, Alemania y Francia, con apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Conabio y los gobiernos estatales de Guerrero y Guanajuato. El filme cuenta además con los testimonios de la tatarasobrina del científico alemán, Gabriela von Humboldt, y de Jaime Labastida —director de la Academia Mexicana de la Lengua—, uno de los mejores conocedores de la obra de Humboldt, quien fungió como asesor histórico del filme. También participó José Sarukhán, el ecólogo más importante de México y coordinador de la Conabio, entre otros.

“Lo ideal es que sea estrenado en cines de todo el país, pero eso requiere de un distribuidor y difusión”, añade Ana Cruz. “Pero si no logramos esto, con la Conabio buscaremos la forma para que sea proyectado en museos de ciencia y otros espacios culturales, así como la posibilidad de que llegue a canales de televisión y otras plataformas”.

Ana Cruz explica que el motivo principal para realizar el documental fue porque al investigar sobre la vida y obra de Humboldt, la parte mexicana estaba olvidada. “A los alemanes y europeos les atraía más su trabajo en el Amazonas o el Orinoco, pero no tanto en su paso por México, por ello el título del documental”.

Además, apunta, Humboldt es un científico que los mexicanos quieren mucho, “a veces creo que más que en su país de origen. Como él escribe en uno de sus diarios, se sentía ciudadano del mundo porque hace mucho había dejado Alemania para descubrir las Américas”.

Su lugar preferido fue México, agrega, y su sueño dorado era regresar y morir en tierras mexicanas. “Pero no lo pudo hacer, porque los alemanes lo detuvieron para que se dedicara a escribir en alemán. Había sido la unificación de Alemania y su hermano, Guillermo, había sido el unificador de la lengua alemana del estado prusiano, por lo que ya no le dieron chance de regresar. Aun así, guardó en su corazón un lugar muy especial para México”.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí