Ciudad de México, 25 de septiembre de 2022.- El paro de estudiantes en diferentes planteles del Instituto Politécnico Nacional (IPN) ha sido por varios motivos, pero el principal es por falta de democracia al interior del Poli, que incluye a la Sección 60 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (Snte).

En esta Sección, docentes se sumaron a la inconformidad de los estudiantes politécnicos, al denunciar que en la sede sindical es donde se concentra lo rancio, los cacicazgos y las viejas prácticas que impiden el avance del IPN en materia académica

La dirigencia sindical de la sección 60 del Snte, encabezada por Guadalupe Alejandro Garduño López, no conoce la democracia a su interior; impone, corrompe, simula y se pasa por el arco del triunfo los estatutos internos.

Para corroborar lo anterior, este negro personaje, ha ordenado a sus secretarios delegacionales que vayan pasando la voz, porque Carlos Gómez Rodríguez, actual secretario técnico B del Comité Ejecutivo de la sección 60 del Snte, será el próximo dirigente, es decir, quien lo sustituirá en el cargo.

Garduño López tomó posesión el 26 de setiembre de 2016 como secretario general de la Sección 60 por cuatro años, sin opción de relección; sin embargo, lleva dos años usurpando el cargo, haciendo uso de triquiñuelas legaloides.

Los docentes politécnicos que reclaman democracia dentro de la Sección 60 denunciaron que Garduño López quiere irse, pero busca dejar a un “pelele” que le cuide las espaldas para que archive todos sus actos de corrupción y no investigue su riqueza inexplicable.

Ha puesto sus ojos en Carlos Gómez Rodríguez, un personaje siniestro, obscuro y ambicioso, capaz de apuñalar al familiar más querido con tal de ascender y acumular poder y dinero.

Los docentes politécnicos denunciaron que Carlos Gómez le juega chueco a Garduño, pues por abajo del año lleva a cabo su propia agenda de trabajo y realiza negociaciones con sus adversarios en la Sección 60 para que lo encumbren a la Secretaría General y una vez que ocupe la silla, les pagará con el reparto de carteras importantes en la sección. Se comprometió a cobrarle a Garduño López cada una de las humillaciones y malos tratos.

Los docentes inconformes advierten que actualmente aun cuando no ejerce un cargo de relevancia traiciona la confianza de su jefe, porque de alcanzar la Secretaría General de la Sección 60, lo más seguro es que lo meta a la cárcel como venganza del maltrato del que ha sido objeto, ya que de un bueno para nada no lo baja, calificándolo de “pelele”.
La Sección 60 del SNTE aglutina a un número determinado de trabajadores. Garduño López se ha encargado de que no se conozca la cantidad para no tener problemas con la rendición de cuenta respecto a las cuotas sindicales.

En los últimos 6 años las cuotas sindicales de los trabajadores solo han servido para que el comité seccional las derroche, sin aclarar en que las han destinado.

Los docentes politécnicos demandan democracia en la Sección 60 del Snte, piso parejo para todos, sin dedazo, compadrazgos o traiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí