Entrenar a una nueva generación de empresarios en Serbia

0
12

ShareAmerica

Washington, D. C., 19 de noviembre de 2019.- Con apenas dos empleados Miodrag Tomić abrió un pequeño negocio para procesar alimentos, en su pueblo natal de Knjaževac (Serbia) en 1992. Actualmente, ese negocio, Desing, emplea a 45 personas en una fábrica de 9,000 metros cuadrados y exporta a 27 países con un ingreso anual de cuatro millones de euros (unos 4.3 millones de dólares).

Designado por el Banco Mundial en 2017 como el segundo mejor negocio en Serbia la empresa es una de las principales fabricantes de postres de frutas y helados en la región de los Balcanes, lanzando 200 innovadores nuevos productos cada año.

Tomić menciona dos factores que ayudaron a crecer a Desing: el hecho que McDonald’s de Serbia seleccionara a Desing como su principal abastecedor de aderezos para sus helados y el haber trabajado con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

“Dado que una empresa pequeña siempre enfrenta desafíos con el financiamiento, Usiad nos ayudó a adquirir conocimientos para diseñar nuestras etiquetas, elaborar nuevos paquetes, cumplir con las normas de seguridad y de calidad y conseguir programas de computadores para la gestión de la compañía, lo que nos ayudó a generar ahorros”, dijo Tomić. “Todavía usamos la botella de salsas para postres que Usaid nos ayudó a desarrollar”.

En 2016 Tomić estableció el Centro de Degustación Desing para impulsar la innovación en la industria de la gastronomía. Cada año, el centro ofrece pasantías a los 20 mejores estudiantes de las facultades de agricultura y tecnología en Belgrado. Por medio de su Centro para Diseño de Alimentos la agencia Usaid se asoció en 2018 con el Centro de Degustación Desing para ayudar a una nueva generación de empresarios del sector alimenticio a lograr excelencia e innovar.

Tomić comprende lo que se requiere para traducir una buena idea en un negocio rentable y espera ayudar a los prometedores jóvenes emprendedores. “Muchos suponen que basta tener una idea y la aprobación de los amigos y de la familia para vender su producto. Muy rara vez ellos tienen un plan”, dice.

Con la orientación de los líderes del Centro de Degustación Desing de Tomić, una nueva promoción de jóvenes emprendedores ya ha logrado un éxito considerable como propietarios de negocios. Con nuevos productos en las estanterías de las principales tiendas de abarrotes en Serbia, están en camino de formar parte de la próxima generación de innovadores para impulsar hacia adelante a la industria gastronómica de Serbia.

Una versión más extensa de esta crónica está disponible (en inglés) en el sitio de Usaid. Mirjana Vukša Zavišić, de la misión de Usaid en Serbia, es su autora.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cinco =