Buen Fin: pantallas y celulares, artículos con mayores quejas de consumidores

0
67

Aunque, oficialmente “El Buen Fin” terminó este 20 de noviembre, todavía varios comercios siguen con sus promociones hasta agotar sus existencias, que obviamente, tenían en bodegas rezagadas, pero que, con este programa, lograron vender como novedades.

De acuerdo a información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), los principales motivos de reclamación fueron no respetar las promociones u ofertas anunciadas (en 307 casos), no respetar los precios exhibidos (214), condicionar o negar la venta (95), ofrecer información o publicidad engañosa (85), aplicar cargos y redondeos sin consentimiento (18), no exhibir precios (10) y no entregar notas o comprobantes.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco) se congratuló de la participación de los consumidores, pues en los cuatro días de la séptima campaña comercial el Buen Fin, que se llevó a cabo del 17 al 20 de noviembre, estimó (aún no oficial) que el comercio formal rebasó la meta de 100 mil millones de pesos en ventas en todo el país.

Profeco ya había señalado que, de acuerdo con estimaciones, se esperaba un impacto económico de, al menos, 100,000 millones de pesos por las transacciones comerciales durante la séptima edición del Buen Fin, esto es, un 12% más que el año anterior.

Más reclamaciones por pantallas y celulares
En cuanto a los productos con el mayor número de reclamaciones, mencionó Profeco que fueron: pantallas (43), celulares (23), colchones (23), ropa (22) y bocinas (14), y las entidades con más quejas fueron la Ciudad de México (103), Estado de México (75), Querétaro (56), Chihuahua (49) y Nuevo León (47).

El incidente mayor que se presentó en esta campaña fue en Chihuahua, Chihuahua, donde la tienda Soriana tuvo errores en los preciadores de varios productos y ocho consumidores se quejaron de que no se les quería respetar el precio de unas pantallas de televisión.

Otro caso, en Bodega Aurrerá de Melchor Ocampo, en Tlalnepantla, Estado de México, siete consumidores se quejaron porque no se les respetaban los precios, pero en realidad era un problema de publicidad engañosa.

Profeco aseguró que en Chihuahua se logró la conciliación a favor de los que estaban en su derecho de exigir y a Aurrerá, se le cobrará una multa.

El procurador federal del consumidor, Rogelio Cerda Pérez, informó que se superó en 162% el monto recuperado para los consumidores respecto a 2016 y el porcentaje de conciliación alcanzado por reclamaciones recibidas fue de 94%, es decir, el mismo de 2016.

“Los trabajos de planeación este año (para el operativo de supervisión de el Buen Fin) duraron mucho tiempo y cuando digo mucho tiempo estoy hablando de casi tres semanas, donde el área Quejas y Denuncias, el área de Telecomunicaciones, el área de Verificación y la Subprocuraduría Jurídica estuvimos revisando los ejercicios, los incidentes, las rutas que habían seguido, las constantes de los años previos y a partir de ahí hicimos una planeación que nos hizo más eficaces”, señaló.

Puntualizó que las brigadas en campo se movieron con más agilidad, con teléfonos en mano, lo que permitió, en forma incidental, atender en campo, vía la gente de los departamentos de Quejas o del área de Verificación, los problemas.

Resaltó que en asesorías se otorgaron 39,217 más que en el año previo, lo que significa un incremento de 113%. Asimismo, se realizaron 643 monitoreos de publicidad que permitieron corregir 18 anuncios.

En las redes sociales, agregó, se atendieron 421 tuits y 230 mensajes de Facebook relacionados con el Buen Fin, que fueron canalizados a Conciliaexprés, Teléfono del Consumidor y otros canales con que cuenta la Profeco.

Ejemplo a seguir
Al inicio del Buen Fin, Cerda Pérez encabezó los operativos de la dependencia al recorrer distintos establecimientos del Centro Comercial Parque Delta, en la Ciudad de México, donde verificó precios, preguntó a los gerentes de las tiendas sobre las promociones ofrecidas y se acercó a los consumidores para recomendarles comprar sólo lo que necesitaban y hacerlo siempre en el comercio formal, supervisó el trabajo del módulo de atención de la Profeco y verificó los precios de productos como pantallas de televisión, juguetes y aparatos electrodomésticos.

Dijo que la Profeco instaló 177 módulos a nivel nacional y atendió a través del Teléfono del Consumidor, con 316 brigadas itinerantes en toda la República para atender denuncias, brindar asesorías y realizar conciliaciones inmediatas, acompañado por el presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), Vicente Yáñez Sulloa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 1 =