En la actualidad, la escasez de agua se ha convertido en un grave problema a nivel mundial. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dos de cada tres personas no cuentan con acceso al agua durante una parte del año lo que podría generar para 2030 hasta 700 millones de desplazamientos forzosos.

Ante este escenario, la empresa mexicana Cisie desarrolló en 2006 una revolucionaria tecnología bajo el nombre de H20 Infinitely For All para dar respuesta al tratamiento de aguas residuales de cualquier procedencia logrando así su reutilización, e incluso su potabilización.

Esta innovadora solución ejerce una acción directa sobre las moléculas del agua, lo que permite reducir el tiempo, costos de inversión e infraestructura en la rehabilitación efectiva de aguas, además de cumplir con todas las normas establecidas de descarga, reúso y consumo humano, asimismo, con este sistema, también es posible potabilizar y esterilizar el vital líquido. Es importante mencionar que mediante un solo proceso la tecnología separa el arsénico, manganeso, boro y metales pesados.

El proceso de tratamiento está certificado y comprobado bajo estrictos controles de calidad, el cual consiste en un procedimiento sencillo de tratamiento basado en la aplicación de dos productos patentados para dar como resultado agua potable para el consumo humano.

El éxito de esta patente desarrollada por mexicanos ha traspasado fronteras y actualmente se implementa en distintos países como Brasil, Argentina, República Dominicana, Alemania, Chile, Italia y España, entre otros.

De acuerdo con Jorge Ignacio Vallejo Cenecorta, presidente de Grupo Cisie, en los próximos días realizarán pruebas en Sudáfrica, región que está a punto de llegar a su “día cero” por la escasez de agua. De acuerdo con el gobierno de ese país, se ha alertado a los ciudadanos sobre esta amenaza como “la peor a la que se ha enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial”.

H20 Infinitely For All es completamente amigable y puede adaptarse a las tecnologías convencionales mediante un overhaul, lo que permite disminuir costos de inversión, recuperación de lo ya invertido y disminuir hasta un 50% la energía, 50% la operación y respecto a los lodos, estos quedan inactivos para poder disponer de ellos de acuerdo a norma.

Con el objetivo de diversificar esta tecnología, se brindan apoyos financieros para coadyuvar con el usuario mediante una amortización a mediano y largo plazo. Sin duda, esto representa un ahorro considerable con la disminución del precio en relación con los costos de tecnologías convencionales.

De esta forma, Grupo Cisie refrenda su compromiso y liderazgo con el medio ambiente a través del desarrollo de soluciones de vanguardia que se exportan alrededor del mundo para atender uno de los problemas más graves en la actualidad como la escasez de agua.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 12 =