Ciudad de México, 6 de enero de 2022.- Según un nuevo modelo de datos del Sustainable Business Studio de Globant, encargado por Inmarsat, líder mundial en comunicaciones móviles globales por satélite, el mundo podría alcanzar el objetivo Net Zero hasta 10 años antes de la fecha prevista de 2050 si las industrias aprovechan al máximo las tecnologías espaciales existentes y emergentes.

La tecnología por satélite ya ahorra el 2.5% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, pero el informe revela una clara oportunidad perdida para acelerar la transición. El análisis de Globant sugiere que la plena adopción de las tecnologías satelitales actualmente disponibles para 2030 permitiría lograr una reducción adicional del 9% de las emisiones mundiales.

Elena Morettini, científica principal del informe y Global Head del Sustainable Business de Globant, dijo: “Tras el cierre de la COP27, queda claro que las soluciones para reducir las emisiones de carbono de la humanidad son de vital importancia. Lo que sabemos es que, desde un punto de vista tecnológico y científico, la reducción potencial de las emisiones de CO2 de las tecnologías satelitales es inmensa”.

“Definitivamente, no es la falta de innovación lo que impide un mayor éxito en la sostenibilidad. En cambio, es la falta de inversión lo que se interpone en el camino de acercar la realidad Net Zero a los hallazgos de nuestro modelo”.

Ejemplos de cuán amplio podría ser el impacto de las tecnologías satelitales nacientes para la descarbonización incluyen:

• En el transporte de pasajeros, tecnologías como la optimización de rutas, el aumento de los taxis aéreos y el trabajo desde casa pueden generar 3.1 Gt de emisiones de CO2, lo que equivale a algo más de las emisiones de toda la UE en 2019.
• En el transporte de mercancías, las innovaciones en la gestión de la velocidad y de la flota podrían multiplicar por 25 las emisiones de carbono (de 0.05 Gt a 1.25 Gt).
• En petróleo y gas, la detección de metano podría suponer una reducción de, al menos, el 10% de las emisiones: noticias alentadoras para el pacto sobre el metano, debatido en la COP27

Rajeev Suri, ceo de Inmarsat, dijo: “La tecnología satelital de hoy ayuda a abordar el cambio climático y, con mayor voluntad e inversión, puede ofrecer aún más en el futuro. El modelo de Globant demuestra cómo el espacio puede hacer una contribución importante para reducir las emisiones de carbono de la humanidad con tecnologías emergentes que ofrecen aún más beneficios, junto con otras iniciativas similares. El progreso no necesita detenerse ni revertirse para que el mundo alcance sus objetivos Net Zero. Por eso, es imperativo que los gobiernos y los líderes de la industria tomen la iniciativa de evaluar sus estrategias de descarbonización teniendo en cuenta las tecnologías satelitales y alineen sus inversiones con soluciones que no sólo descarbonicen, sino que hagan a las industrias más eficientes y resistentes, ayudando a construir el futuro”.

Diego Tartara, chief technology officer de Globant, dijo: «Nuestra perspectiva es que cualquier desafío se resuelve mejor de manera colaborativa y que la tecnología puede ser un poderoso acelerador de la descarbonización. Estamos orgullosos de que Inmarsat nos haya elegido para elaborar un estudio tan revelador que confirma las increíbles oportunidades, tanto en términos de eficiencia como de optimización, que las comunicaciones por satélite pueden ofrecer a una amplia gama de sectores», agregó

Highlights: ¿Puede el espacio salvar al planeta?
Cuando pensamos en los desafíos que enfrentamos en la tierra, el instinto es buscar respuestas a nuestro alrededor. Pero ¿y si estas respuestas están más allá de nosotros?. Los sorprendentes hallazgos de la segunda fase de nuestra investigación «¿Cuál es el valor del espacio en la Tierra?» confirman lo que hemos creído durante mucho tiempo: que el espacio puede desempeñar un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático en la tierra.

Por primera vez, Inmarsat, en asociación con los consultores de sostenibilidad líderes en el mundo Globant, ha cuantificado las toneladas de carbono por año que tres sectores principales podrían ahorrar mediante el uso de tecnologías de comunicaciones satelitales.

Una inmersión profunda en nuestro futuro
Estas son las buenas noticias: la tecnología que podría ayudar a reducir significativamente las emisiones de CO2 y llevarnos hacia Net Zero ya existe.

Los satélites están ayudando a descarbonizar en promedio una suma de 1.500.000.000 toneladas (1.5 gigatoneladas) de carbono por año, la producción de carbono equivalente del Reino Unido, Francia y Alemania combinados. Pero el informe muestra claramente que aún se puede lograr más con las tecnologías existentes y nuevas. Si se adopta globalmente la tecnología satelital podría remover hasta 1.8 gigatoneladas de carbono por año, lo equivalente a las emisiones de todos los hogares del Reino Unido, durante 25 años.

El reporte cuantifica el impacto de las comunicaciones por satélite en las emisiones globales de CO2. Asimismo, demuestra por qué la tecnología satelital debe formar un pilar clave de cualquier estrategia Net Zero. Y, lo más importante, muestra que hay espacio para la esperanza.

Encontrar la ruta a seguir
Se necesitará un esfuerzo concertado de los gobiernos y las empresas privadas para alcanzar los objetivos Net Zero 2050. Y como quedó claro en la COP27, esto continúa presentando un gran desafío. Por este motivo, nuestra investigación explora cómo las empresas privadas pueden y deben apoyar el esfuerzo para reducir las emisiones de CO2 en la tierra y por qué la tecnología satelital debe ser un pilar clave de cualquier estrategia Net Zero.

Uno de los puntos más discutidos en la COP27 fue el de suavizar potencialmente los compromisos de 2050 Net Zero. Sin embargo, en contraste con eso, nuestro informe ha examinado cómo la tecnología satelital puede ayudarnos a cumplir, e incluso superar, esos objetivos.

Eficiencias se pueden encontrar en todas partes
Los tres sectores clave que explora el informe representan aproximadamente el 60% de las emisiones de carbono del mundo:

• Agricultura / silvicultura
• Transporte / Logística
• Sistemas de energía

Industrias como el transporte marítimo, aviación y agricultura son fundamentales para nuestra forma de vida y solo seguirán creciendo para satisfacer las demandas de nuestro planeta cada vez más poblado. En consecuencia, reducir sus emisiones es el desafío definitorio de nuestra era.

El informe muestra que el sector espacial ofrece una gran oportunidad de descarbonización. Las comunicaciones por satélite, la navegación por satélite y el Internet de las Cosas tienen el potencial de transformar radicalmente la forma en que vivimos, trabajamos, producimos y transportamos mercancías en todo el mundo.

Para 2040, Iris, un satélite de telecomunicaciones al servicio de la aviación civil, podría ahorrarle a la aviación 6.5 millones de toneladas de CO2, equivalente a las emisiones de carbono, de todo un año, de Sevilla o Florencia.

La salud de la órbita de la tierra, clave para la salud de nuestro planeta
Sin embargo, darse cuenta de ese potencial depende de cómo los gobiernos, las instituciones internacionales y las empresas globales se unen para aprovechar al máximo nuestra infraestructura compartida basada en el espacio y también mantenerla sostenible.

Una órbita llena de desechos espaciales no es una órbita segura para operar. Y con alrededor de 100,000 lanzamientos esperados para 2030, es vital que coordinemos y gestionemos esta expansión. Porque sin sostenibilidad en órbita, no puede haber sostenibilidad en la tierra.

Explora la historia completa
Estos insights son solo una fracción de la información disponible en la investigación. Para obtener más información descargue el informe completo, disponible únicamente en inglés, en el siguiente enlace: https://www.inmarsat.com/en/insights/corporate/2022/space-around-us.html#download

Anuncio TD

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí