Toluca, Edomex.- “Porque los derechos de las personas son primero, tenemos que dar a las ciudades un rostro humano”, afirmó la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), al inaugurar, aquí, la Reunión Regional América Latina y el Caribe rumbo a Hábitat III. Adelantó que los trabajos, ideas y experiencia de este encuentro generarán un documento visionario, al que ya se conoce como la “Declaración de Toluca”, para convertirse en un insumo formidable en la constitución de la Nueva Agenda Urbana.

Al respecto, insistió en que densificar nuestras ciudades es sinónimo de humanizarlas, “acercar a la gente es crear oportunidades de interacción humana, económica, cultural y laboral. Por ello –precisó- debemos romper con los patrones de exclusión que hoy son visibles para cualquiera que recorra las periferias urbanas”.

“Son las mujeres y hombres quienes hacen ciudad”, reiteró al tiempo de precisar que tenemos que dar a las ciudades un rostro humano y nuestras decisiones tienen que darles oportunidades y respuestas.

Acompañada por el gobernador del Estado de México, del secretario general de la Conferencia Hábitat II; ante legisladores y parlamentarios, ministros, alcaldes, embajadores y responsables de políticas públicas, académicos y organizaciones de la sociedad civil de los 33 países de la región de América Latina destacó que a partir de hoy, “con el compromiso que asumimos en esta Reunión Regional, las ciudades deben ser de todos y de todas”.

En el patio central del Palacio de Gobierno del Estado de México, propuso impulsar e incorporar a la innovación y a la productividad en la creación de la nueva agenda urbana, esto es –dijo- “necesitamos acercar a las personas para que nuestros jóvenes puedan presentar proyectos ambiciosos que impacten en su bienestar y en el de las ciudades; sin innovación y sin conocimientos, nuestras ciudades pueden estar destinadas al fracaso”, manifestó.

Aseguró que “nuestras ciudades tienen que incorporar la visión de género, deben tener como eje principal la inclusión social, deben ser accesibles para todos, y para todas, para las personas con discapacidad, los jóvenes los niños y niñas, para todos los que transitan y viven en ellas”.

Recordó que en México, recientemente se aprobaron once reformas estructurales, propuestas por el Gobierno de México, mismas que fueron avaladas por el Congreso de la Unión y, con su implementación impactarán en nuestras ciudades. “Las reformas deberán integrarse e interactuar en el tejido urbano, debemos hacer lo posible por catalizar el beneficio de estos cambios estructurales para el bien del país”, dijo.

Señaló que la valentía y la pericia políticas generarán cambios en nuestras ciudades para que sean incluyentes, seguras, compactas y sustentables, para lo cual, “debemos acercar a la gente, romper los patrones de exclusión e incorporar acciones novedosas, además de que la vivienda tiene que ser una herramienta de inclusión, no una barrera”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí