Kellogg’s podría ser un excelente plataforma de impulso internacional en materia de sustentabilidad. Su experiencia en los últimos años sobre la materia la ubican como una de las empresas globales más comprometidas en este rubro mundial.

Un diagnóstico realizado hoy por Cristina Ángeles, encargada de esa área para México y América Latina, reveló que Kellogg’s cuenta con una estructura sustentable de avanzada, la cual se aplica en los lugares donde tiene sus plantas en operación, de acuerdo a sus propios estándares y los aplica en base a realidades legislativas de cada país.

“Cuando los estándares legislativos en sustentabilidad están por encima de los propios de Kellogg’s, se aplican éstos, pero si están por debajo de ellos, se aplican los de la empresa”, refirió.

Por supuesto, uno de los puntos en los que la empresa es muy cuidadosa es lo referente a evitar cualquier tipo de conflicto de intereses, hecho que sería muy atractivo para los funcionarios de esta multinacional, ya que las legislaciones de los países latinoamericanos son más laxas que las existentes en Estados Unidos, Canadá o Europa.

Otro dato que también valdría la pena poner en el balance es el hecho de que los productores de cereal (materia prima de Kellogg’s) son un poderoso grupo en Estados Unidos que podrían intervenir para mover la balanza a su favor, según han diagnosticado especialistas en nutrición, de corte internacional.

“No es éste el caso para Kellogg’s”, contestó Ángeles. La ética empresarial se aplica en todas sus plantas donde está presente.

Incluso, no existe indicación alguna para los participantes en concursos que suele realizar la empresa, sino que en todos los casos se respeta la autonomía de los participantes, explicó.

La importancia del área de sustentabilidad en la política general de la empresa se ubica en el mismo rango que las otras prioridades, incluyendo la económica que, por naturaleza, sería la base de la pirámide de desarrollo de esta empresa global.

De acuerdo a un informe oficial, en materia medioambiental, sus objetivos de conservación para el 2020, se incluyen:

  • Apoyar los proyectos para mejorar la calidad de cuencas de agua en lugares donde se elaboran sus productos y de donde se obtienen los ingredientes.
  • Garantizar que el 30 por ciento de las plantas no envíen desechos a rellenos sanitarios, a partir de este año.
  • Reducir en 15 por ciento adicional el uso de agua.
  • Implementar proyectos de reutilización del agua en el 25 por ciento de sus plantas.
  • Mantener su compromiso de que el 100 por ciento de sus empaques con base pulpa de celulosa de madera continúen reciclándose o provengan de fuentes sustentables certificadas.
  • Usar empaques según mediciones de rendimiento mejorado de contenidos reciclados, aptitud para el reciclado y proporción entre alimento y empaque.
  • Reducir 15 por ciento adicional el uso de energía y las emisiones de gasas de efecto invernadero.
  • Ampliar 50 por ciento el uso de energía con bajo nivel de emisiones de carbono en sus plantas.

En cuanto a contribución al planeta, en el ramo de conservación de los recursos naturales y abastecimiento responsable, Kellogg’s expone que, al ser “una compañía de alimentos a nivel mundial, tenemos la oportunidad de promover un comportamiento responsable y sustentable a lo largo de nuestra cadena de valor”.

Esto lo hacen a través de dos áreas de enfoque, principalmente: “Trabajar para ser más eficientes en el manejo de los recursos naturales en nuestra operación; y apoyar a la calidad de vida de las personas y comunidades que cuentan con nosotros y de los cuales dependemos para obtener los ingredientes de nuestro productos”.

En cuanto al impulso del progreso ambiental, económico y social, expuso que “En México, a través del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) y MasAgro (programa gubernamental que opera las autoridades agropecuarias del país) promovemos prácticas de agricultura sustentable entre los campesinos mexicanos, aumentando su productividad y disminuyendo su impacto ambiental”

En Colombia, Brasil y Venezuela (los otros países donde tienen plantas) “hemos desarrollado 800 pequeños y medianos productores para suministrar, de manera local, nuestro maíz”.

Además, está en proceso de certificar el abastecimiento responsable de los 10 ingredientes más utilizados en sus productos, indica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí