Con el objetivo de recuperar las memorias y las historias de los pobladores de la zona poniente de la Ciudad de México, que incluye a las Delegaciones Álvaro Obregón, Cuajimalpa y Magdalena Contreras, nació el proyecto Memorias del Poniente: Historias de sus Pueblos, Barrios y Colonias. En esta zona existen diferentes tipos de urbanizaciones: desde los pueblos originarios que tienen una larga historia que se remonta a la época colonial hasta los asentamientos de construcción reciente donde conviven diversos sectores sociales.

El proyecto pertenece a la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Cuajimalpa y está a cargo del historiador Mario Barbosa, quien comentó que la investigación surgió de la inquietud por comprender los contrastes sociales en torno a la urbanización en la zona del poniente de la Ciudad de México.

Agregó que la UAM-Cuajimalpa es una de las pocas universidades públicas que cuentan con una sede en el poniente de la capital mexicana y estas memorias es uno de los trabajos apoyados por la Rectoría de esta Unidad para establecer una mayor vinculación con las comunidades de la zona.

En 2015, se lanzó una convocatoria para que los habitantes de estas zonas escribieran historias sobre cualquier aspecto histórico de los lugares o de los mismos habitantes.

“No hay restricciones de edad ni se requiere tener algún tipo de formación académica”, explicó Barbosa.

Como fruto de esta experiencia, la UAM Cuajimalpa editó un libro con los trabajos escritos que participaron en la convocatoria.

El libro, Memorias del Poniente: Historias de sus Pueblos, Barrios y Colonias cuenta las historias sobre personajes de los pueblos como doña Fidela, la curandera y partera de San Pablo Chimalpa; iniciativas comunitarias como las escuelas secundarias de San Mateo Tlaltenango y San Pablo Chimalpa; recuerdos sobre Santa Fe y el predio de La Ponderosa, e historias de colonias como Puerta Grande.

Santa Fe es una de las zonas residenciales, de grandes corporativos y modernas edificaciones del poniente de la Ciudad de México, sin embargo, su historia se remonta al siglo XVI.

“En la UAM no existían proyectos académicos que proporcionaran información sobre la historia de los pobladores”, reveló el investigador de esta universidad.

Lo importante de este concurso no es ganar —comentó— sino formar grupos de acompañamiento en donde los participantes interesados compartan una historia y así, lograr enriquecer las anécdotas entre los mismos habitantes.

La UAM, que forma parte de la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Educación Superior (Anuies), organización integrante de la Mesa Directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (Fccy), lanzó por segunda ocasión ese concurso, el cual tiene dos modalidades: trabajos escritos con una extensión de 20 a 50 páginas o videos con una duración entre 5 y 10 minutos.

Como parte del proyecto, la UAM ofrecerá a los interesados talleres para acompañar la escritura de las historias o la elaboración de los videos, a realizarse abril y julio de este año.

Las inscripciones a los talleres se cierran hoy, 31 de marzo, a través del correo a: concurso.uamc@gmail.com. Las bases de la convocatoria se encuentran disponibles en www.cua.uam.mx/concursohistorias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí