Arriba, muy alto

0
13

Buenas noches Luna, descansa conejito.

Un manto brillante en rojos, dorados, transparencias y azules en coro para para tu casa y llegar a la hora del descanso confiado para ti.

Hay un nombre de mujer en cada poro y las notas musicales fluyen de tu lado oscuro entre el reguero luminoso de leyendas, mitos y supersticiones: pulsar adormilado en los ojos.

Crece tu rostro para enriquecer la mirada de una torcacita al encontrar el roció armónico del lucero matutino.

A la figura del conejo aúlla vigorosamente un lobo soñador en tanto el río da voz serena, réplica en el manto de figura y centelleo invertidos en manto de frescura ondulante.

Los sentidos bajo la luz de la Luna llena en donde danza el teporingo;

Buenas noches Luna, descansa conejito.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × 2 =