Cómo enfrentar los problemas de cabello rizado

0
407

Santo Domingo, República Dominicana, /PRNewswire/.- No es que lidiar con el cabello rizo sea difícil, es que decidir llevarlo así es un cambio al que toma tiempo acostumbrarse. “Este proceso demanda aprendizaje”, relató Patricia Grassals, propietaria del salón Go Natural Caribe, a la Revista Pandora.

Con ella conversamos sobre cómo lidiar con las situaciones más comunes a las que puedes enfrentarte cuando decides cambiarte al fascinante mundo del cabello natural, agregó Pandora.

Problema 1: Hace mucho me dejé de alisar y me fui cortando las puntas hasta eliminar todo el cabello procesado, pero mi cabello natural aún no se riza. ¿Por qué?

Solución: Eso es lo que yo llamo “el engaño”. Mucha gente se sigue pasando el blower (soplador) con la esperanza de que cuando alcance el largo deseado pueda entonces continuar con su cabello natural, pero esta herramienta consigue un alisado a calor. Si deseas ir haciendo una con un estilo más o menos lacio, hazlo con rolos, ya que dan un laceado medio, y cuando humedezcas el cabello, el rizo va a regresar. Con una sola vez que te pases el secador de mano puedes perder el rizo, dependiendo del grosor y la condición en la que esté la hebra.

Problema 2: No tengo tiempo de lidiar con mi cabello.

Respuesta: Simplemente cambia de establecimiento. Antes ibas al salón y te secabas a blower, ahora debes ir a un salón especialista en cabello natural, y en media hora sales con tu cabello estilizado.

Problema 3: ¿Qué hago con este enredo?

Solución: Utiliza una mezcla de agua y acondicionador y rocíala sobre tu cabello con un atomizador. Divide y desenreda antes de entrar a la ducha. Entre lavadas, utiliza el atomizador y separa las hebras cada día para que no se formen muchos nudos. Así, cuando llegue el día del lavado, la operación se hace un poco menos tediosa.

Problema 4: ¿Dormir con el cabello rizado? la misión imposible.

Solución: Es primordial tener una funda de almohada, pañoleta o un gorro de satín, pues esto evita que el cabello se reseque con el algodón absorbente de las fundas de almohada tradicionales. Dependiendo del largo del cabello puedes hacer una “piña”, que es un moño lo más alto posible en la coronilla de la cabeza. Si lo tienes corto y no lo puedes recoger, al levantarte, humedécelo un poco con un atomizador y estiliza con las manos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí