Alertó el Instituto Nacional de Psiquiatría que si no se combaten las formas de agresión como el Bulliyng, para 2020 el suicidio se podría convertir en la primera causa de muerte entre niñas, niños y jóvenes. “El 65% de las y los menores ha sufrido acoso escolar”, aseguró.

En tanto, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud (SSA), de 2000 a 2015, un total de 919 niños menores de 12 años se suicidaron con lesiones autoinflingidas intencionalmente. Según la dependencia, las cifras registraron un incremento de casi 93 por ciento.

Con base a lo anterior, la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (Aldf), Elizabeth Mateos Hernández, advirtió que algunos problemas psicológicos pueden poner en riesgo la vida de las niñas y los niños.

“El certificado médico para el ingreso a la escuela es un requisito indispensable que determina si la niña o el niño es apto para realizar alguna actividad física, si cuenta con el esquema de vacunación o para detectar algún padecimiento a tiempo. Los problemas mentales suelen dejarse en segundo término, cuando en realidad no puede haber una buena salud física sin salud mental”, dijo.

Mateos Hernández se manifestó por que el examen médico que se solicita como requisito para el ingreso escolar debe incluir atención psicológica, a fin de detectar posibles afectaciones en el desarrollo emocional de niñas y niños que estudian en escuelas públicas de la Ciudad de México.

“Se trata de un servicio fundamental para el desarrollo integral de niñas y niños; la detección oportuna de problemas mentales ayuda a evitar riesgos que ponen en peligro la vida de los menores de edad”, insistió.

Aseguró que la realización de pruebas psicológicas, por lo menos una vez al año, permite detectar problemas de depresión, hiperactividad, autismo o cualquier otro padecimiento de este tipo, ya sea por violencia intrafamiliar, falta de atención, acoso escolar y demás factores de riesgo que alteran la estabilidad de los menores de edad.

Hizo un llamado a madres y padres de familia y a las autoridades escolares, a tomar en serio la expedición de certificados médicos y no se vea sólo como un trámite a cumplir en las próximas inscripciones al ciclo escolar.

Indicó que algunos de los padecimientos más comunes que se detectan en este sector de la población tienen que ver con la vista, el oído, alteraciones ortopédicas (como el pie plano) y caries; sin embargo, últimamente se ha dado un despunte en los casos de cáncer y diabetes infantil.

Adelantó que propondrá que la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) incluya en el examen la atención psicológica y una campaña de sensibilización sobre la importancia de tener acceso a un diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí