La Casa Blanca ha sido hogar de algunas mascotas memorables

0
52

ShareAmerica

Famosos por haber conocido al Papa y a R2-D2 de “La guerra de las galaxias”, haber presidido durante la carrera de los Huevos de Pascua y haber dado ánimos a veteranos heridos. Sunny y Bo, los perros portugueses de agua de los Obama, están a punto de terminar su estancia como embajadores caninos en el número 1,600 de la avenida Pensilvania en Washington, D.C.

Las mascotas presidenciales siempre han tenido un papel importante, aunque extraoficial, en la Casa Blanca. Dan la bienvenida a los visitantes, conectan con el público y proporcionan compañía al presidente y la primera familia.

La Casa Blanca decididamente también ha sido hogar de algunas mascotas no tradicionales. Teodoro Roosevelt, explorador y naturalista antes de convertirse en presidente, tuvo más de 50 animales, incluyendo un tejón, una ardilla voladora, un león y varios osos.

Calvin Coolidge tenía un raro hipopótamo pigmeo que llamó “William Johnson Hippopotamus” — “Billy”, para los amigos.

El presidente George W. Bush comentó que encontraba respiro en su Terrier escocés, Barney. “Nunca hablaba de política y siempre fue un amigo leal”, dijo Bush.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =