Mes de la salud mental: principales mitos que debemos derribar

0
34

Durante este mes se conmemora la salud mental, promovido por la Federación Mundial de la Salud Mental (DMH) y respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con la finalidad de sensibilizar y concientizar para ayudar.

Aún existen muchos mitos en torno a la salud mental y que contribuyen a generar estigmas en las personas con trastornos o alguna enfermedad. Raúl Sánchez, psiquiatra del Centro Clínico del Ánimo y la Ansiedad, establece que entre los más comunes se encuentran:

Violencia o agresividad: Las personas con algún trastorno mental tienen las mismas posibilidades de tener un episodio violento que cualquier otra persona. Según Sánchez, hay aspectos que se pueden relacionar con violencia, pero no la enfermedad como tal. La patología mental es un concepto amplio que involucra trastornos depresivos, ansiosos, psicóticos y estos, no necesariamente se asocian a violencia.
No se adaptan: Las personas con problemas de salud mental pueden vivir perfectamente en sociedad y si cuentan con el apoyo y el tratamiento indicado se adaptan sin problema a cualquier espacio social. Desde el ámbito de la psiquiatría comunitaria, el enfoque está puesto en aprendizajes o adaptaciones de la sociedad para integrar a las personas con patologías de salud mental y fomentar su inclusión y su rol, según lo explicado por el especialista.
No se recuperarán nunca: Cualquier persona que padezca una enfermedad mental puede recuperarse con un tratamiento y seguimiento adecuado. Si bien, existen enfermedades de salud mental crónicas, todas pueden ser controladas, compensadas y entregar funcionalidad, especifica Sánchez.
Si una persona padece algún trastorno de salud mental es porque consume drogas o alcohol en exceso: Si bien el consumo indiscriminado de drogas o alcohol es un factor que puede acelerar o agravar el desarrollo de un trastorno mental, no es la causa principal y no todos quienes padecen de alguno abusan de estas sustancias. Sánchez explicó que “es una cuestión bidireccional, donde una puede causar la otra, pero no significa que todas las personas con problemas de salud mental tengan uso de sustancias perjudiciales, ni tampoco que toda persona que use sustancias va a tener un trastorno mental”.
No existe forma de ayudar a personas que tienen algún trastorno mental: Hay muchas maneras de ayudar a quienes padecen de un trastorno mental. Desde tratamientos de profesionales, redes de apoyos de asociaciones e, incluso, la propia familia. “Hay personas que requieren intervenciones farmacológicas, otras psicoterapéuticas, otros necesitan de sus familiares o de un equipo multidisciplinario. Hoy se dispone de una larga lista de abordajes de tratamientos en patologías de salud mental, en donde distintos actores pueden cooperar”, señaló Sánchez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí