9 razones por las que le salen moretones

0
26

Dr. Mercola

Estados Unidos, 13 de enero de 2023.- Cualquier tipo de traumatismo, como una lesión por una caída, puede hacer que se rompan los capilares o los vasos sanguíneos pequeños que están cerca de la superficie de la piel y, por ende, pierdan glóbulos rojos. Esto ocasiona que aparezcan moretones de color púrpura rojizo o “negro con azul”. Se les conoce como contusiones y pueden ser el resultado de una lesión en los vasos sanguíneos de la piel.

Por lo general, a medida que su cuerpo comienza a sanar y metaboliza las células sanguíneas, el moretón se torna de un color verde, amarillo o café antes de desaparecer por completo. Es inevitable sufrir de moretones de vez en cuando, pero si aparecen con frecuencia y no entiende por qué, podría haber una razón subyacente. Quizá lo único que sucede es que se golpeó el brazo o la pierna y no lo recuerda o podría ser algo diferente.

Razones por las que podrían salirle moretones con facilidadad
Existen muchas razones por las que podría ser propenso a los moretones. La vejez, la genética, la piel pálida, un mayor esfuerzo durante el ejercicio y el daño producido por el sol son algunos de los más comunes. Algunas enfermedades como la diabetes, dermatosis purpúrica o trastornos de la sangre, como la leucemia, también pueden hacerlo propenso a esto.

1. Edad: A medida que envejece, su piel pierde parte de la capa grasa que la protege y amortigua los golpes y las caídas. La piel también se vuelve más delgada, mientras que la producción de colágeno disminuye. Eso significa que, por lo general, se necesita mucha menos fuerza que cuando eras más joven para que aparezca un moretón.
2. Dermatosis purpúrica: Esta afección vascular es más común en las personas de la tercera edad y se caracteriza por causar miles de moretones pequeños, a menudo en las espinillas, que pueden tener la apariencia de pimienta de cayena desde lejos. Los moretones aparecen cuando los pequeños capilares pierden sangre.
3. Trastornos de la sangre: Los trastornos de la sangre, como la hemofilia y la leucemia, pueden causar moretones inexplicables, a menudo por una mala coagulación. Si le salen moretones graves, sin razón aparente y con frecuencia, lo mejor será que consulte a un médico para descartar dichos trastornos, sobre todo, si parece que aparecieron de la nada.
4. Diabetes: Las personas con diabetes pueden desarrollar decoloraciones oscuras en la piel, que suelen aparecer en zonas donde la piel entra en contacto con otra piel con mucha frecuencia. Es posible confundir estas decoloraciones con moretones, pero, en realidad, surgen a causa de un problema subyacente: la resistencia a la insulina.
5. Esfuerzo excesivo durante el ejercicio: Forzar los músculos demasiado, como podría ocurrir cuando se levantan pesas, puede hacer que los vasos sanguíneos se rompan y se produzcan moretones. Los desgarros microscópicos en la fibra muscular causados por el ejercicio también los provocan. Además, si practica deporte o ejercicio de forma vigorosa, podría estar expuesto a sufrir golpes y pequeños traumatismos que le provoquen moretones, aunque no recuerde el impacto.
6. Algunos medicamentos: Medicamentos como la aspirina, los anticoagulantes y los agentes antiplaquetarios hacen que la sangre tenga una menor capacidad de coagulación y esto ocasiona que sea más propenso a los moretones. Medicamentos como la aspirina, prednisona, prednisolona y anticonceptivos orales, entre otros, también pueden debilitar los vasos sanguíneos y aumentar la probabilidad de moretones.
7. Antecedentes familiares: Si tiene familiares cercanos a los que les salen moretones con facilidad, es posible que usted también sea propenso.
8. Piel pálida: La piel pálida no lo hace más propenso a los moretones, pero sí hace que estos sean más visibles de lo que serían en alguien con piel más oscura.
9. Daño producido por el sol: Es cierto que su cuerpo necesita exponerse al sol de manera regular para producir vitamina D y obtener beneficios adicionales, no obstante, exponerse más de lo necesario, al grado de sufrir quemaduras, puede hacer que su piel pierda flexibilidad y resistencia. Esto, a su vez, hace que los moretones se produzcan con mayor facilidad y sean más notorios.

Su alimentación podría ser el factor más importante
La razón por la que la mayoría de las personas sufren moretones es que sus capilares son muy frágiles y, en esencia, se rompen con facilidad. Una de las mejores maneras de asegurarse de que sus capilares permanezcan fuertes y flexibles es consumir una fuente de bioflavonoides de forma constante. Algunas de las mejores fuentes de bioflavonoides incluyen bayas de color oscuro, vegetales de hojas color verde oscuro, ajo y cebolla.

Por lo general, una alimentación equilibrada con abundantes vegetales orgánicos y algunas frutas será más que suficiente para brindarle todos los micronutrientes que necesita para prevenir los moretones causados por traumatismos, excepto los que sean muy graves. De todas maneras, si le salen moretones con facilidad, debe darle mucha importancia a los siguientes nutrientes. Si no los consume en cantidades suficientes, podría ser de ayuda tomar un suplemento.

• Rutina: La rutina es un bioflavonoide que se conoce por fortalecer los vasos sanguíneos. Por ello, suele usarse para tratar las venas varicosas y las hemorroides, así como para los moretones. De hecho, tener una deficiencia de bioflavonoides podría propiciar que los vasos sanguíneos se rompan con mayor facilidad, así que, es probable que le beneficie tomar rutina si este es su caso. En un estudio en el participaron personas con púrpura pigmentaria progresiva, las lesiones cutáneas desaparecieron por completo después de tomar un suplemento de rutina (50 miligramos [mg] dos veces al día) y vitamina C por cuatro semanas.
• Hesperidina: Este bioflavonoide, que se encuentra en las cáscaras de los cítricos, también se conoce por fortalecer los capilares. En un estudio en el que participaron mujeres con menopausia, las que tomaron un suplemento diario de hesperidina y vitamina C sufrieron menos moretones.
• Vitamina C: Se descubrió que consumir una mayor cantidad de esta vitamina puede reducir los moretones. Se recomienda tomarla junto con bioflavonoides como rutina o hesperidina, ya que pueden mejorar su eficacia y su absorción. De acuerdo con la Universidad de Michigan: «Incluso, las deficiencias menores de vitamina C y, tal vez, de flavonoides pueden provocar que aparezcan más moretones. Las personas a las que les salen moretones con facilidad pueden beneficiarse de comer más frutas y vegetales, fuentes comunes de vitamina C y flavonoides… Por ello, procure consumir, al menos, 400 mg de vitamina C y 400 mg de flavonoides, como hesperidina o rutina, todos los días».

11 remedios naturales para aliviar moretones en poco tiempo
La clave para evitar sufrir moretones es comer vegetales y frutas frescos con regularidad. Pero, en caso de que ya le haya salido un moretón, la naturaleza está llena de soluciones simples y naturales que pueden ayudar a que desaparezca más rápido. Por ejemplo:

• Aceite de árnica: Las flores y las raíces de árnica se han utilizado durante cientos de años como un remedio herbal. Tiene propiedades antiinflamatorias y estimula el flujo de glóbulos blancos, que procesan la sangre estancada para ayudar a dispersar el líquido que quedó atrapado en las articulaciones, los músculos y el tejido en el que se formó el moretón. Se recomienda que solo se aplique por vía tópica y en forma diluida, ya que el aceite esencial de árnica puro es muy potente y puede causar efectos secundarios muy graves.
• Hojas de col: Si los moretones son faciales, tome las hojas exteriores grandes de la col blanca, rómpalas y sumérjalas en agua muy caliente. Póngalas sobre el moretón, pero asegúrese de que no estén hirviendo.
• Compresa fría: Colocar una compresa fría sobre el área del moretón puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Lo mejor será que aplique la compresa justo después de sufrir la lesión o lo más pronto posible.
• Áloe vera: El gel fresco que proviene de la planta de áloe vera puede ayudar a que las heridas e irritaciones de la piel se curen más rápido.
• Caléndula: Hierva una onza de flores u hojas secas de caléndula (o un cuarto de cucharadita de jugo fresco de la hierba) con una onza de manteca de cerdo. Aplique la mezcla sobre el moretón una vez que se haya enfriado. También podría curar los esguinces, tirones musculares, llagas y forúnculos.
• Fenogreco: Para hacer una cataplasma, coloque media onza de semillas de fenogreco trituradas en una bolsa pequeña de tela y hierva en agua durante unos minutos. Retire la bolsa y aplique el «té» en el área afectada. Procure que esté tan caliente como pueda soportarlo (pero asegúrese de que no le queme la piel).
• Tomillo: Sumerja en agua las partes verdes de la planta y hiérvalas durante tres o cuatro minutos. Tape la olla y deje hervir durante dos o tres minutos más. Cuele la mezcla y vierta el líquido en su tina para que se incorpore al resto del agua. Sumérjase en ella como acostumbra.
• Cebolla: Aplíquela cruda y directamente sobre el moretón.
• Hierba de San Juan: coloque de 10 a 15 gotas de aceite de esta hierba en agua y aplique la mezcla en el área afectada.
• Vinagre de manzana: Aplique una cataplasma caliente o fría de vinagre de manzana a sus moretones.
• Vitamina K: Aplicar esta vitamina por vía tópica puede ayudar a reducir los moretones.

Una piel sana viene del interior
Llevar una alimentación saludable, a base de alimentos enteros y sin procesar, es su estrategia número 1 para ayudarle a su cuerpo a desintoxicarse de forma natural mientras le proporciona los nutrientes necesarios que su piel necesita para mantenerse saludable. Además de los consejos anteriores para prevenir moretones, existen algunos alimentos que son muy efectivos para que su piel se mantenga sana, tales como:

• Ácidos grasos omega-3 de origen animal: Si su piel es áspera, seca y tiene arrugas, tal vez, necesite más omega-3, ya que ayudan a regular la producción de aceite en la piel, equilibrar la hidratación, reducir la inflamación y minimizar los efectos del daño solar y el envejecimiento en general.
• Alimentos ricos en polifenoles, como las uvas, el chocolate amargo, el cacao, las aceitunas, el té verde y ciertas hierbas.
• Vegetales fermentados, que ayudan a promover el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas y favorecen el equilibrio inmunológico y la digestión.
• Astaxantina: La astaxantina es un antioxidante carotenoide derivado de la microalga Haematococcus. El alga produce astaxantina para protegerse de los rayos UV y otros estresores ambientales.

Una investigación que se publicó en el Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition en 2017 demostró que tomar suplementos de astaxantina durante 16 semanas brindó protección contra las arrugas, evitó que la piel perdiera humedad y mejoró su elasticidad. Los suplementos de aceite de kril son una excelente fuente de astaxantina y omega-3.

Anuncio TD

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí