Se lanza la Anec contra Villalobos Arámbula, titular de Agricultura

0
167

Ciudad de México, 5 de agosto de 2020.- Pequeños y medianos productores de granos básicos (maíz, trigo, frijol, arroz y sorgo, entre otros) rechazaron la actitud del secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Agricultura), Víctor Manuel Villalobos Arámbula, al pretender, de manera unilateral y sin consenso, publicar ante la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) el anteproyecto presidencial relacionado con el tema del glifosato.

La Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (Anec) exhortó al presidente López Obrador para que se cumplan los acuerdos alcanzados sobre el tema del glifosato, derivados de reuniones con representantes de varias Secretarías de Estado, lo cual abonará a cumplir los principios de la Cuarta Transformación (4T).

Por medio de un comunicado, esta organización, de la que Víctor Suárez Carrera fue director ejecutivo entre 1995 y 2017 y que actualmente se desempeña como subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura, recordó que el gobierno de la 4T se planteó la urgente necesidad de “rescatar al campo” y encaminar al país hacia la “autosuficiencia y soberanía alimentaria.

“En este sentido, es claro que el modelo de agricultura industrial corporativa de la “Revolución Verde” no ha podido ni podrá generar alternativas; además de que bajo este modelo, se han producido alimentos que, cada vez, son más dañinos y con efectos ambientales adversos para el agua y el suelo”, apunta.

De igual manera, señala que este gobierno se ha propuesto acabar con el influyentísimo y la vinculación del poder político con el poder económico, que en este caso representa los intereses de los socios de las empresas de semillas transgénicas, de agroquímicos, de refresqueras y cerveceras.

Subraya que, ante la pandemia del Covid-19, desafortunadamente han fallecido más de 48 mil personas a causa de este virus, de quienes, el 70 por ciento de estos fallecimientos han sido por comorbilidades asociadas a diabetes, obesidad e hipertensión, entre otras enfermedades, resultado de la mala alimentación.

Asimismo, añade que la pérdida de la biodiversidad influye en la propagación de enfermedades donde el modelo de producción impulsado por la Revolución Verde y por el neoliberalismo, basado en el uso indiscriminado de insumos químicos-agrotóxicos (destacando plaguicidas, pesticidas y herbicidas) ha contribuido de manera decisiva en lo que hoy vivimos.

“Bajo los paradigmas productivistas, en unas cuantas décadas se combatieron los conocimientos milenarios del bien común, heredados de generación en generación por millones de campesinos, pasando de una agricultura de conocimientos colectivos a una agricultura agotada por su dependencia de insumos externos que solo beneficiaron a unos cuantos empresarios.

“Por tal motivo, estamos convencidos de que no solo es urgente, sino necesaria una estrategia conjunta hacia un nuevo modelo agroalimentario y nutricional, sin agrotóxicos y sin transgénicos y donde la base sea la transición hacia una producción agroecológica, misma que ha venido impulsando la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) y el Grupo Intersecretarial de Salud, Alimentación, Medio Ambiente y Competitividad (Gisamac”), asevera la Anec, que dice aglutinar a pequeños y medianos productores de granos básicos en México.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 6 =