Durante las próximas dos semanas, los ojos del mundo estarán puestos en Francia, cuya segunda vuelta de las elecciones presidenciales marcarán, en gran parte, el futuro de la Unión Europea y, en cierto modo, el de las migraciones también.

Estudiosos y analistas del pasado consideraban al país galo como una guía del acontecer mundial al marcar ciertos derroteros que, más tarde, seguía el concierto internacional de las naciones.

En Francia surgieron los tres principios básicos de la sociedad actual: Libertad, igual y fraternidad; también fue punto clave en la revuelta universal del Movimiento del 68 que echó por tierra el mundo anterior e inició la actual etapa de desarrollo humano que aún no termina, pero que ya ha modificado de raíz la axiología tradicional para colocar otra tabla de valores humanos en la sociedad.

“Hay dos modelos: tenemos el Brexit y la elección de Trump. De otro lado, están los casos de las pasadas elecciones en Holanda y en Austria, donde los movimientos populistas sufrieron una decepción y no lograron llegar al poder. No sé si en Francia se confirmará la hipótesis del Brexit-Trump o de Holanda-Austria”, dijo el politólogo francés Eddy Fougier a la BBC de Londres, en comentarios posteriores al cierre de la primera jornada electoral de hoy.

Estas elecciones primarias colocaron al centrista Emmanuel Macrom y a la ultraderechista Marine LePen como los contendientes que buscarán la presidencia del país galo el próximo 7 de mayo, dejando atrás al izquierdista radical Jean Luc Mélénchon y al conservador Francois Fillón, quienes se habían colocado en posición retadora en los últimos días.

Macron es un europeísta cuyo ideario se centra en mantener a Francia dentro de la Unión Europea, aunque con revisiones a algunos aspectos para actualizar esta anfictionía continental.

Por el contrario, LePen empuja la idea del referéndum sobre la permanencia o salida de Francia de la Unión Europea, lo que le ha generado la cosecha de votos en ciertos sectores galos, aunque también el rechazo de otros que se hicieron manifiestos esta mañana cuando jóvenes con pechos desnudos se presentaron en la casilla donde emitió su voto LePen.

Pero no sólo sería ese referéndum el que marcaría la política de LePen, sino también la salida de Francia del espacio Schengen -área de libre movimiento de personas compuesta por 26 países europeos-, y la expulsión automática de inmigrantes en situación irregular, la imposibilidad de regularizar a los que ya se encuentren en Francia y la reducción de la inmigración a 10,000 personas por año.

Analistas en política internacional con especialidad en cuestiones francesas aún no tienen claro el desenlace de estas elecciones y esperan que sea hasta el próximo 7 de mayo cuando se determine, en definitiva, la sucesión gala.

No confían tanto en las encuestas que aparentan un triunfo para Macron, en base a lo obtenido hoy, en las primarias, y el apoyo que le sumarían votantes de otros contenientes quienes han aceptado su derrota y arengado a sus electorales a que sufraguen a favor de Macron.

Recuerdan que, aunque las encuestas parecerían favorecer a Macron; sin embargo, toman en cuenta que las encuestas respectivas también beneficiaban a la permanencia de Gran Bretaña dentro de la Unión Europa y rechazaban la elección de Trump en Estados Unidos, pero en ambos casos fallaron estrepitosamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 10 =