Fundación Rebeca Lan, a favor de Ley de Amnistía para mujeres presas

0
188

La Fundación Rebeca Lan es una asociación civil sin fines de lucro, su visión es mejorar la situación de seguridad en el país haciendo más efectivo el proceso de reinserción de las mujeres que estén privadas de la libertad, al mismo tiempo que apoyan a sus hijos para alejarlos del círculo de la delincuencia en México.

Esta fundación trabaja con mujeres privadas de la libertad, tanto adentro como afuera de prisión, siendo la inclusión laboral un tema prioritario al representar una de las principales barreras a las que se enfrentan las personas puestas en libertad.

En la actualidad, esta prestigiada organización tiene presencia en distintos centros penitenciarios del país, donde impulsa y promueve la reinserción social de las mujeres privadas de la libertad a través de los siguientes ejes: 1) Dignificación en Centros Penitenciarios, 2) Sanación e inteligencia emocional, 3) Vinculación familiar y maternidad e 4) Inclusión laboral.

En este contexto, la Fundación Rebeca Lan celebra iniciativas como la Ley de Amnistía propuesta por el presidente López Obrador, cuyo objetivo es otorgar la libertad a personas presas por actos delictivos menores, por ejemplo, delitos contra la salud, personas obligadas a participar en hechos ilícitos frente a su situación de pobreza o bajo amenazas, así como sentenciados por robo simple sin violencia.

Además, coincide con el presidente de México y reconoce que la mayoría de personas beneficiadas con esta ley serán aquellas que no contaron con el apoyo necesario para su proceso, sobre todo, mujeres en situación de vulnerabilidad.

Sin embargo, es importante destacar la importancia de reforzar esta ley con una política pública para fortalecer el proceso de reinserción social de las personas privadas de la libertad, de no ser así los individuos que cumplieron una sentencia no estarán en las condiciones aptas para reincorporarse a la vida en libertad.

Cifras y datos:

• 5% de las personas que estuvieron privadas de la libertad pueden conseguir un empleo.
• En los últimos 30 años, ha habido un aumento sostenido de la población femenina privada de la libertad.
• Un informe presentado por la ONG Equis Justicia para las Mujeres, A.C., reveló que la mayoría de las mujeres recluidas en las cárceles de nuestro país llevaron a cabo sus crímenes motivadas por el amor, en conjunto con otras características, primordialmente, la falta de dinero, la pobreza extrema y las adicciones.
• El Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2018 (Inegi), señala que de las 181,999 personas privadas de la libertad, el 5.1% son mujeres.
• Distintas organizaciones estiman que en México existen más de tres mil mujeres presas por delitos menores contra la salud y cerca de 200 por aborto.
• En la Ciudad de México, la población femenil en los centros penitenciarios asciende a 1,350 mujeres, de las cuales: contra la salud (133), extorsión (23), y robo simple (14).

Rashel Cohen Lan, fundadora y presidenta de la Fundación Rebeca Lan, indicó que las mujeres privadas de la libertad necesitan un empleo al salir de prisión para no reincidir. “En general, la mayoría de estas mujeres tienen familia dependiente de ellas, por esta razón, creo firmemente que trabajar con un modelo para asegurar la reinserción es fundamental, así lo estamos haciendo en la Fundación Rebeca Lan, con ello se ha logrado convertirlas en personas de bien y parte productiva de nuestro país”.

De la misma forma, con esta ley también podrían reincorporarse a la sociedad mujeres juzgadas por práctica de aborto, indígenas que no tuvieron una defensa adecuada y presos políticos. Esta amnistía no contempla a personas reincidentes o a quienes hayan sido sentenciados por homicidio, lesiones o secuestro, entre otros.

Esta iniciativa ha contado con el respaldo de organismos internacionales como las Naciones Unidas, a través de su oficina contra Droga y el Delito (Unodc), recientemente se mostró a favor de liberar a mujeres presas en México por delitos relacionados con drogas.

Rashel Cohen Lan ha explorado la temática del sistema penitenciario desde hace 28 años y su experiencia le hace coincidir con el hecho que plantea López Obrador: “Nuestras cárceles están ocupadas por personas con bajos recursos y que no han podido tener un acceso adecuado a la justicia de calidad. Aplaudo la iniciativa de la Ley de Amnistía, reconozco el bien que representa a nuestro sistema penitenciario. Sin embargo, también sabemos del riesgo que implica si ésta no viene acompañada de políticas públicas que aseguren su éxito, como lo he expuesto anteriormente, sin ellas el impacto positivo será difícilmente tangible”.

Indicó que con la Ley de Amnistía se les brindaría una oportunidad única a miles de mujeres mexicanas para tener un tránsito digno hacia la libertad. Sin duda, el encarcelamiento tiene un impacto negativo en el núcleo familiar que, en ocasiones, trasciende de generación en generación, por eso, desde nuestra trinchera trabajamos para lograr una reinserción funcional e integral.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 4 =