ShareAmerica

Washington, D. C., 12 de mayo de 2022.- Una colorida pieza textil bordada, hecha con sedas de todo el mundo y con la inscripción “Bienvenido” en hebreo, cuelga a la entrada de una exposición de arte de artistas judíos y musulmanes.

“Siempre ha sido una tradición judía dar la bienvenida al extranjero en tu casa”, dijo la creadora del chal, Shirley Waxman. “Sentí que a los inmigrantes había que darles la bienvenida a nuestro país y a nuestros hogares”.

Así comienza “We Got Here from There: Historias de Inmigración” (Llegamos aquí desde allí) en el Centro Comunitario Judío (JCC) de Fairfax (Virginia). La muestra presenta 20 obras de 11 artistas. Todos los artistas son inmigrantes o descendientes recientes de inmigrantes que llegaron a Estados Unidos en busca de una vida mejor.

Los artistas del grupo “judíos y musulmanes creando arte juntos” (Jammartt) se reunieron en 2008, impulsados por el deseo de conocer las culturas, religiones e historias de los demás. Desde entonces, han realizado varias exposiciones sobre la “convergencia de diferentes credos y culturas a través de la amistad, la comunidad, la creatividad y la esperanza”, según su declaración de intenciones.

Sarah Berry, curadora de “We Got There from Here”, dice que ella y la cofundadora del grupo, Betsy Nahum-Miller, querían mostrar lo que los dos grupos religiosos tenían en común y explorar el trayecto del inmigrante por el mundo.

“Cuando me enteré del concepto de la exposición, pensé: ‘Esto es exactamente lo que somos’“, dijo Berry, que dirige la Galería de Arte Bodzin en el JCC. “Una exposición de arte que cuente esa historia y que recoja las historias y los puntos comunes de la gente fue algo que me cautivó”.

Waxman, la otra cofundadora del grupo, dijo que quería que esta muestra fomentara un mensaje de inclusión y aceptación. “Me gusta la sensación de bienvenida y de alegría”, dijo. “Hay mucho color en ella”.

Los abuelos de Waxman emigraron a Canadá en la década de 1920, y ella a Estados Unidos en la de 1960.

La artista Shela Qamer emigró a Estados Unidos con su esposo desde Pakistán hace varias décadas. Dice que la creación de sus dos cuadros la acercó a la experiencia de inmigración de su familia.

Se dio cuenta de lo mucho que aprecia a todas las personas que han tenido que emigrar de un país a otro. “Me acordé de las dificultades que pasaron mis padres cuando emigraron de la India a Pakistán en 1947. En aquel momento no me di cuenta de lo difícil que debió ser dejarlo todo atrás e ir a un nuevo lugar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí