Fjällbete es un paisaje para todos

0
39

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola. Datos comprobados.

Estados Unidos, 12 de mayo de 2022.- Fjällbete, una granja en Undersåker, Suecia, alienta a su comunidad a volver a una antigua conexión con la tierra y, al hacerlo, existe una nueva generación de jóvenes que siente el llamado a la agricultura regenerativa como una forma de construir un mundo mejor. Jörgen Andersson, quien ahora es el motor detrás de Fjällbete, viene de una agricultura convencional, conducía tractores, confiaba en la maquinaria y creía que esa era la única forma de trabajo.

Cuando era niño, los animales, en particular las vacas, comenzaron a desaparecer del paisaje y debido a eso se deterioró el suelo. Andersson relacionó que sacar animales de la agricultura era perjudicial, pero hace unos 20 años que comenzó en Fjällbete dijo: “Las personas recordaban a los animales que solían estar aquí. Todos los animales desaparecieron en muy poco tiempo”.

Animales le dan forma al paisaje
Como centro regional de Savory Global Network, Fjällbete es el sitio de aprendizaje para Holistic Management Sverige, el Savory Hub en Suecia. La idea de integrar al ganado con la gestión del pastoreo es solo una parte de las prácticas de agricultura regenerativa que permiten a los agricultores de todo el mundo evitar muchos pesticidas químicos, fertilizantes y otros peligros de la agricultura industrial mientras construyen un suelo rico en carbono que mejora la salud de los cultivos y el rendimiento del ganado.

La misión de Fjällbete es “reducir la distancia entre la tierra y sus personas” para restaurar el “laghum”, una antigua palabra sueca que significa “lo que funciona para todos”. “Para que las cosas funcionen es necesario abordar la distancia entre las personas y la tierra”, afirma el documental, y esto comienza con el regreso de los animales.

“La relación en el área de turismo fue un conocimiento de que el paisaje estaba formado por esos animales o era algo intuitivo, ya que cuando las personas veían el paisaje se sentían muy bien”, dijo Andersson, y “eso fue antes de que descubrieron los beneficios que aportan los animales al paisaje”.

Las prácticas de manejo holístico reconocen la complejidad de los sistemas vivos y el hecho de que los animales, personas, plantas y mucho más, como los hongos, deben coexistir y formar relaciones interconectadas.

Mientras que la agricultura convencional ha intentado simplificar el mundo natural en monocultivos donde existe un cultivo a la vez, a expensas de otras plantas, insectos y vida silvestre, la agricultura regenerativa abarca ecosistemas complejos y tiene como objetivo trabajar en conjunto con ellos.

Como explica el Instituto Savory, que quiere facilitar la regeneración a gran escala de los pastizales del mundo por medio de una gestión holística: “El mundo natural se compone de sistemas de vida adaptativos, hermosos y complejos, y la forma en que manejamos las decisiones en medio de complejos sistemas de vida es importante. Nos encontramos en una era industrial moderna, que nos enseña desde una edad temprana a dividir las cosas en componentes más simples. Esto funciona para las máquinas y otros sistemas ‘complicados’ cuyas partes individuales se pueden definir por completo, pero cuando la biología entra en escena, también debe hacerlo la humildad y el cambio del ‘control’ a la ‘cooperación’”.

Animales tienen un propósito mayor
Cuando Andersson inició Fjällbete, la tierra llevaba 30 años sin animales. Describió la reintroducción de animales en la granja como una forma de volver a casa, un sentimiento que resonó en su comunidad. “Todo el concepto de la gestión holística involucra la idea de que podemos ofrecer una forma de utilizar la tierra que antes no conocíamos y que sea viable y competitiva”, dijo Andersson. Aunque en un momento, Andersson se satisfacía con administrar su propia granja aislado de la comunidad que lo rodeaba, ahora, dice, “el objetivo no es cuidar mi propia granja por mi propia cuenta”.

En cambio, “Fjällbete facilita una red nórdica para la agricultura regenerativa y ayuda a las personas a explorar su ‘capacidad de cuidado’ como agricultores y constructores de comunidades”. El objetivo es que la colaboración de la comunidad causa una expansión natural que sane la tierra y vuelva a colocar a los animales en el centro del proceso de regeneración.

El pastoreo holístico y planificado es esencial para la agricultura regenerativa y la restauración ecológica de los pastizales, ya que imita las relaciones naturales depredador/presa que han existido en el medio ambiente desde hace muchos siglos. Andersson descubrió que existe una afluencia de jóvenes que desean retribuirle un poco a la tierra, aunque no provengan de un entorno agrícola.

Jóvenes encuentran magia en la agricultura
Maja Bohlin, pastora y constructora de comunidades en Fjällbete, dijo que se siente más cómoda y feliz cuando trabaja con la tierra. Cuando la gente viene de visita, se dan cuenta que Fjällbete es más que un negocio, un pasatiempo o un lugar de trabajo. “Es más grande que eso”, dice. Los animales también tienen un propósito mayor ya que ayudan a regenerar el suelo y, por lo tanto, ayudan a las personas que viven en la tierra. “Existen muchos niveles. No se trata solo de ayudar al suelo y a la tierra”, dijo Bohlin, “también involucra a las personas que solo vienen a visitar, para ayudar a mover las ovejas, por ejemplo, y podemos ver la chispa en sus ojos, estos animales en realidad cambian el mundo y me enorgullece ser parte de eso”.

Saber que marcan la diferencia para regenerar el paisaje le da sentido a la vida y atrae a una gran cantidad de jóvenes a la granja en busca de un propósito mayor. Adam Bergstedt es otro pastor y constructor de comunidades en Fjällbete, quien dice que no puede explicar de forma lógica por qué necesitaba venir: “Fue un llamado profundo del bosque, de la tierra”, dijo.

La conexión que siente guía la forma en la que come e interactúa con la tierra y las personas que lo rodean, y el mensaje que comparte. “Un paisaje que sea para todos y eso involucra a todos los cuerpos como la vaca, la cabra, el pájaro y el insecto, ya que todos esos animales mantienen el paisaje para que sea apto para todos”.

Mientras llevan ovejas a pastar en un área verde en una pista de esquí, Josephine Eilso Mors, también pastora y constructora de comunidades en Fjällbete, explica que lo que hacen no se siente como un trabajo. “Se siente como un propósito”. Después de graduarse de preparatoria, todos sus amigos se fueron a la universidad, pero ella eligió esta forma más práctica de marcar la diferencia. “La combinación de interactuar con animales, con personas, mover el cuerpo (hacer trabajo físico) y tener la vista del paisaje”, dice, “de verdad es muy mágico”.

Agricultura regenerativa podría salvar al mundo
La gestión holística es una forma de agricultura regenerativa, que implica aceptar las relaciones entre grandes manadas de herbívoros salvajes y pastizales, lo que desarrolla estrategias para gestionar manadas de ganado doméstico para imitar manadas salvajes. “La gestión holística es muy exitosa debido a que es económica, adaptable y se basa en la naturaleza”, explica el Savory Institute.

Los críticos plantearon el hecho de que el ganado puede liberar niveles muy altos de metano en el medio ambiente, pero esto es solo un problema con el ganado criado en condiciones de hacinamiento en operaciones concentradas de alimentación animal (Cafo), que mantienen lagunas de estiércol y convierten bosques y pastizales en maíz y monocultivos de soya que se utilizan para alimentar a los animales.

“Es razonable concluir que un ecosistema intacto equilibra de manera correcta la producción y descomposición del metano de los rumiantes”, según el Savory Institute, que dice: “Los suelos sanos y bien aireados, una cualidad característica de los pastizales bajo el pastoreo holístico y planificado, tienen bacterias llamadas metanótrofos que se encargan de descomponer el metano. La descomposición del metano en el suelo podría ser igual o mayor que la cantidad de metano que producen los rumiantes, según la densidad animal, el tipo y la salud del suelo. Por lo tanto, los beneficios de la eco-restauración a través de la gestión holística superan las emisiones de metano del ganado”.

También es una bendición para la seguridad alimentaria, porque les permite a los propietarios de tierras aumentar las ganancias y los rendimientos sin poner en riesgo la viabilidad a largo plazo de la tierra. Utilizar el manejo holístico para preparar campos de cultivos agrícolas puede aumentar los rendimientos más de cuatro veces, sin necesidad de insumos adicionales, según el Savory Institute.

Aunque podría parecer un plan muy simple, el movimiento de manadas de herbívoros tiene un papel complejo y beneficioso en el aumento de la productividad de la tierra hasta en un 400%, lo que se logra a través de:

• Pezuñas que rompen la tierra y pisotean las plantas, lo que contribuye a la germinación de las semillas y mejora la filtración del agua
• Pastoreo, que estimula el crecimiento de la hierba
• Estiércol y orina, que actúan como fertilizantes naturales del suelo

La desertificación, que ocurre cuando se aran vastas praderas, ya que deja al descubierto el suelo y provoca el desagüe y la evaporación del agua, lo que también es un gran problema. De acuerdo con los datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, entre 2007 y 2015 se retiraron casi 2 millones de hectáreas de pastizales y humedales protegidos por el gobierno federal en Dakota del Norte del programa de conservación.

El manejo holístico y el pastoreo planificado también puede ayudar aquí, ya que aumenta la materia orgánica en el suelo y lo ayuda a retener el agua. Un estudio sobre la tierra que utiliza pastoreo holístico y planificado demostró un aumento en la capacidad de retención de agua del 40%. La agricultura regenerativa puede salvar al mundo, desde aumentar la seguridad alimentaria y reducir la sequía hasta mejorar la pobreza al convertir regiones muy pobres en regiones productivas, como dijo Andersson: “Si queremos que nuestros hijos tengan un lugar seguro para vivir, ¿qué debemos hacer para que eso suceda? Gracias a nuestro ingenio y nuestra creatividad, existen muchos lugares donde podemos habilitar, apoyar y ayudar a la vida en este planeta. Entonces es obvio que podemos hacer que este lugar sea más verde y más diverso. Para mí eso es solo el primer paso. La agricultura regenerativa es el paso natural que debe dar la humanidad. Eso es un gran avance y no hay otra manera”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí