EE. UU. proporciona capacitación para prevenir atrocidades

0
31

ShareAmerica

Washington, D. C., 3 noviembre 2020.- Estados Unidos está poniendo de relieve su compromiso de prevenir, mitigar y responder a las atrocidades a nivel mundial.

“Cuando decimos ‘Nunca más’, debe significar más que palabras”, dijo Denise Natali, secretaria de Estado adjunta para Asuntos de Conflictos y Operaciones de Estabilización, en un acto celebrado el 16 de septiembre en el Instituto de Estados Unidos para la Paz. “Debe significar tomar medidas claras y oportunas”.

El gobierno de Estados Unidos recopila datos para evaluar los riesgos e identificar dónde se producen las atrocidades, capacita a los funcionarios de seguridad para prevenir o reducir las atrocidades y promueve los esfuerzos internacionales y locales en materia de justicia y rendición de cuentas.

Steven Gillen, vicesecretario de Estado adjunto para Asuntos de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, señaló un evento de capacitación celebrado en Johannesburgo en diciembre de 2019 y un evento de capacitación virtual celebrado este verano como ejemplos concretos de la mejora de la capacidad del Departamento de Estado para apoyar esta prioridad de Estados Unidos. Usaid impartió capacitación en prevención de atrocidades a su personal de campo con sede en la región del Sahel en África, así como en Sudán del Sur.

La Ley de prevención del genocidio y las atrocidades Elie Wiesel de 2018 exige que el gobierno de Estados Unidos siga una estrategia para prevenir, disminuir y responder a las atrocidades.

Morse Tan, embajador de Estados Unidos para Asuntos de Justicia Penal Mundial, dijo: “Estamos tomando medidas para prevenir las atrocidades, para hacer justicia a las víctimas de las atrocidades y para exigir cuentas a los responsables de las atrocidades”.

Estados Unidos apoya una nueva tendencia en materia de justicia penal internacional, el desarrollo de mecanismos internacionales de recolección de información, así como el compromiso de los aliados de contribuir financieramente a los objetivos compartidos.

En Siria y en Iraq, estas medidas han adoptado la forma de apoyo al Mecanismo Internacional, Imparcial e Independiente para Ayudar en la Investigación y el Enjuiciamiento de los Responsables de los Delitos de Derecho Internacional Más Graves Cometidos en la República Árabe Siria desde Marzo de 2011, creado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2016, y el Equipo de investigación para promover la rendición de cuentas por los crímenes cometidos por Dáesh/Isil, creado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2017 para recopilar y preservar pruebas de las atrocidades cometidas por Isis que puedan constituir genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Es esencial que los países eliminen el temor de informar sobre los crímenes atroces demostrando que los supervivientes y los testigos tienen un espacio seguro para compartir información sobre los abusos de derechos humanos.

Estados Unidos contribuye a la búsqueda de acusados de ser criminales de guerra por medio del Programa de recompensas por crímenes de guerra. Este programa ofrece hasta 5 millones de dólares por información que lleve al arresto, traslado o condena de ciertos individuos designados por tribunales internacionales, híbridos o mixtos y buscados por crímenes de guerra, genocidio y crímenes contra la humanidad. El Programa de recompensas ha contribuido a más de 20 casos.

El programa se centra actualmente en los seis ruandeses que siguen en libertad y que son buscados por su presunto papel en el genocidio de Ruanda de 1994. Uno de los ruandeses designados, Félicien Kabuga, fue arrestado hace poco en Francia. Kabuga está acusado de financiar el genocidio y de cofundar la infame Radio Télévision Libre des Mille Collines, que transmite mensajes de odio contra los tutsis.

En el acto celebrado en el Instituto de Estados Unidos para la Paz, Kirsten D. Madison, secretaria de Estado adjunta para Asuntos Internacionales sobre Narcóticos y Aplicación de la Ley, destacó el importante papel de la policía y otros funcionarios de la justicia penal en la prevención de atrocidades.

Madison también habló sobre la importancia de aumentar la participación de la mujer en el sector de la seguridad. Las mujeres y las niñas se ven desproporcionadamente afectadas por los conflictos y a menudo son objeto de violencia sexual deliberadamente. Cuando aumenta el porcentaje de mujeres en una fuerza policial, aumenta la denuncia de la violencia de género, incluida la agresión sexual.

El Departamento de Estado de Estados Unidos trabaja con asociados, entre ellos el Museo de Estados Unidos para la Memoria del Holocausto, para ayudar a los profesionales de la justicia penal a reconocer y responder a los factores de riesgo de atrocidades y a las señales de alerta temprana.

Además, Usaid rastrea y contrarresta el discurso de odio, que puede ser una señal de alerta temprana de atrocidades, según Ryan McCannell, director del Centro de Prevención de Conflictos y Violencia de Usiad.

McCannell dijo que Usaid también desempeña un papel crítico en el apoyo a la prevención de atrocidades al abordar los factores de riesgo subyacentes y reforzar la resistencia a conmociones que puedan conducir a atrocidades masivas. Hace este trabajo por medio de su personal en todo el mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + ocho =