Kristi Eaton*

Washington, D. C., 1 de marzo de 2021.- En la esquina de la calle 38 y la avenida Chicago en South Minneapolis, la intersección donde un policía mató a George Floyd en mayo de 2020, los residentes locales levantaron un gran monumento en las semanas posteriores. Deudos y manifestantes acudieron en masa a la zona, que fue bloqueada y cerrada al tráfico.

Con tal afluencia de personas, decenas de voluntarios trabajaron para mantener la paz en el memorial. Distribuyeron agua y comida, suministros y otros artículos esenciales a las familias que vivían en el vecindario y que básicamente habían quedado aisladas del transporte público, los supermercados y las farmacias.

Alexandra Simon, productora digital senior de Kare 11 News de Minneapolis, se reunió con esos voluntarios, entre ellos, los activistas locales Rob Steib y Rachel Nelson. “Después de conocer a Rob y Rachel, quise contar su historia y dar voz a quienes dieron su tiempo, energía e incluso dejaron sus empleos para apoyar y animar a otros”, cuenta.

A través de su participación en un acelerador de video del Proyecto de Periodismo Icfj-Facebook, Kare 11 puso en acción el plan de Simon. Con la edición y masterización de Tyler Cashman, la estación produjo una serie documental de cuatro partes llamada “Tipping Point: Minnesota Voices of Change”, que puso las voces locales al frente de la historia de cómo la muerte de George Floyd cambió la comunidad, y el mundo.

Kare 11 lanzó la serie en el otoño boreal, publicando a lo largo de cuatro semanas los episodios de cinco a 10 minutos en su sitio web y canal de YouTube. La serie sigue los pasos de Nelson y Steib cuando se ofrecieron como voluntarios, por primera vez, como parte de Twin Cities Stand Together. Más tarde, en el verano, Nelson y algunos otros voluntarios se separaron para fundar la iniciativa Twin Cities Relief.

“Nos decidimos por un documental de varias partes para liberarnos de las restricciones de tiempo estándar y ver qué tan bien se desempeñaba un contenido más largo en las plataformas de Kare 11”, explica Simon. «También fue una gran oportunidad para experimentar con la narración, el rodaje y la edición mucho más allá de lo que podemos lograr con un proyecto de un solo día».

La experimentación dio sus frutos. En YouTube, los episodios han tenido un promedio de 1,500 visitas cada uno. El primer episodio de la serie se clasificó como uno de los 25 más vistos de Kare 11 en la semana de su lanzamiento.

Trabajar en medio de la pandemia resultó ser el desafío más difícil para el equipo de Kare 11. “Era importante para nosotros y para los entrevistados mantenernos seguros, pero trabajar desde casa y mantener la distancia durante el rodaje fue difícil”, dice. «También tuvimos que solucionar varios problemas de movilidad y horario, que fueron aliviados con la ayuda de fotógrafos y editores freelance».

El equipo de producción filmó todas las entrevistas en el exterior para garantizar un distanciamiento social adecuado. La única porción filmada en interiores fue un recorrido por la Iglesia Episcopal de Getsemaní, la iglesia que Twin Cities Stand Together utilizará como sede para programas comunitarios. Todos usaron mascarillas y mantuvieron la distancia física durante esas tomas.

“En cada entrevista teníamos como máximo tres personas, fuese yo misma, el equipo de KARE o nuestro equipo de freelancers», cuenta Simon. «Era extremadamente importante mantener la mayor distancia posible entre nosotros y los sujetos de nuestras entrevistas, así que en lugar de usar micrófonos lavalier, confiamos micrófonos inalámbricos y boom».

Simon y su equipo trabajaron con la documentalista Shira Pinson para producir la serie. Como mentora de cinco redacciones en los Estados Unidos bajo el Acelerador, Pinson ha destacado la creatividad del equipo de Kare 11 para trabajar durante la pandemia y documentar los esfuerzos locales en torno a la historia de George Floyd. “El Covid-19 detuvo el mundo; todos estábamos encerrados, y todo lo que conocíamos, nuestras prioridades y nuestra forma de ver el mundo, cambiaron”, dice. “Y luego, cuando apenas estábamos comprendiendo lo que el Covid implicaba, ocurrió el asesinato de Floyd. Y eso, una vez más, lo cambió todo».

Los videos de estilo documental descuellan porque provienen directamente del corazón y son una reacción a un momento crucial de la historia, observa Pinson. En ese momento, Minneapolis era el centro de una enorme cobertura noticiosa, y la muerte de Floyd desencadenó llamadas globales para el cambio. Que el equipo de Kare 11 estuviese en el epicentro de los hechos le dio acceso que otros no tenían.

“Conocieron a Rob y Rachel, y hubo un intercambio genuino, una curiosidad genuina y un deseo de comprender por lo que estaba pasando la comunidad después del asesinato, y de comprender qué impulsó a estos voluntarios a dejar todo y dedicarse así a la comunidad”, dice Pinson.

Era importante para el equipo asegurarse de que las personas que aparecían en la serie sintieran que sus historias se contaban correctamente. Simon cree que lo lograron. “Rachel me dijo que la gente la llamaba llorando. La historia los había emocionado mucho”, dice. «Otra persona me dijo por correo electrónico que era una de las mejores historias que había visto en la cobertura del asesinato de George Floyd».

Aunque el apogeo de las protestas contra la injusticia racial en Estados Unidos ha pasado, el equipo de Kare 11 planea seguir cubriendo el tema.

«Tengo la esperanza de que a medida que se acerque el aniversario de la muerte de George Floyd, tendremos la oportunidad de volver a visitar cada uno de los grupos que aparecen en la serie para ver cómo ha evolucionado su misión y cómo, meses después, todavía están haciendo un cambio positivo en las Ciudades Gemelas», concluye Simon.

* Kristi Eaton es periodista freelance.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

quince − 3 =