Mayor contacto de la ciencia con la sociedad, coinciden científicas

0
17

Cinco investigadoras del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (IBt-Unam) campus Morelos coincidieron que para un desarrollo óptimo de la ciencia se requiere más tiempo, masa crítica y mayor inversión.

México tiene muy pocos científicos para contender no sólo con los comúnmente llamados problemas nacionales, sino también con aquellos que se originan por la desinformación y la falta de una cultura científica, “como el movimiento anti vacunas o el grupo que niega la existencia del cambio climático.

Ante este panorama, necesitamos comprender que el desarrollo de la ciencia es lento, también que es necesario fortalecer la masa crítica y, desde luego, más inversión en ciencia”, dijo Susana López Charretón, especialista en biología celular de las infecciones por rotavirus y astrovirus, durante una conferencia de prensa realizada dentro de las actividades Tercer Día de Puertas Abiertas del IBt, donde los asistentes visitaron laboratorios y se realizaron demostraciones, experimentos biotecnológicos y conferencias.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), México tiene 46 mil científicos, de una población de 129 millones de personas. “Esto tiene su raíz en un sistema educativo deficiente, nuestros maestros no saben enseñar ciencia. Necesitamos mejores métodos educativos para los profesores de kínder y primaria pues ellos tienen la responsabilidad, no sólo de despertar vocaciones sino de crear la cultura científica desde la infancia”, sugirió Patricia León Mejía, especialista en biología de plantas.

El fortalecimiento de una cultura científica depende en gran medida de la labor de comunicadores y divulgadores. “Una forma para mejorar la comunicación entre ciencia y la sociedad es ser prudentes y comunicar desde las ciencias el por qué de las cosas. Por ejemplo, para combatir el cambio climático debemos de entender que hay cosas que se pueden resolver con elementos transgénicos, pero hay otra que no. Además de que siempre nos referimos a ejemplos que están situados en otros contextos cuando cada solución debería de ser generada especialmente para un contexto en específico.

“Si nos cerramos como sociedad a los nuevos temas como los transgénicos o las vacunas y si encasillamos las cosas como buenas o malas, estamos muy lejos de debatirlos y de profundizar en la investigación. Es ahí donde la labor de los comunicadores se torna crucial”, dijo Alicia Covarrubias, integrante del Sistema Nacional de Investigadores, nivel III.

También se destacó que la comunicación con la sociedad se debe promover de igual forma con los legisladores. “Hoy abrimos las puertas a nuestra casa para quienes gusten puedan visitarnos, y sí, hoy tenemos muchos jóvenes, pero, tal vez, deberíamos de tener un día de puertas abiertas con los legisladores e invitarlos a que vengan porque finalmente de cómo la sociedad nos va a ver depende de cómo nuestros legisladores nos van a ver”, opinó la Premio Nacional de Inmunología, 2016, Yvonne Jane Rosenstein Azoulay.

Laura Alicia Palomares Aguilera, Premio Interciencias 2014, advirtió que la comunicación de la ciencia debe ser precisa y no alarmista. “Vivimos en una etapa de ruido constante. Hoy, para hacerse oír necesitamos hacer estruendo; sin embargo, ese estruendo conlleva a la desinformación”.

La mujer como factor de cambio en la ciencia
Durante su intervención, Octavio Tonatiuh Ramírez, director del IBt-Unam, agregó que se necesita mucho dinero para crear poquito conocimiento y se necesita mucho conocimiento para regresarlo a la sociedad en algo tangible como una vacuna, una solución médica o un proceso. Es necesario desarrollar la ciencia para que el país crezca, y para lograrlo, es indispensable la participación de hombres y mujeres.

“Es evidente que la cancha no está pareja para las mujeres en el campo científico y para nivelarla necesitamos la participación de los hombres. Nunca me percaté de lo difícil que es lograr tener un doctorado para las mujeres hasta que observé a la doctora Palomares venir poco antes de que naciera su hijo a trabajar. Tenemos que involucrarnos más en este tipo de actividades también y facilitar permisos de trabajo tanto para las mujeres como para los hombres, de modo que las condiciones sean parejas para ambos”, concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 4 =