Ciudad de México, 18 de diciembre de 2018.- Ante la propuesta de recorte de 6.5 por ciento al Programa nacional a Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), incluido en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2019, seis instituciones de las comunidades científica y académica hicieron un llamado a la Cámara de Diputados para que, en el “ejercicio de sus atribuciones, incremente los recursos correspondientes al Programa Nacional de CTI del próximo año, al igual que los destinados al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Consacyt), manteniendo, al menos, los montos que les fueron asignados en 2018”.

Mediante una carta abierta, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico y las academias: Mexicana de Ciencias (AMC), de Ingeniería (AI) y Nacional de Medicina (Anmm), así como la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (Rednacecyt), más la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (Adiat) se pronunciaron a este respecto.

Dichas instituciones informaron que las reducciones, en particular la de “12.6 por ciento al Ramo 38, sitúan al presupuesto de Conacyt en un nivel 40 por ciento menor al del 2015, con lo que se retrocede 8 años de inversión”.

Además, el recorte para el Conacyt “incluye una reducción del 4 por ciento al Programa de Becas de Posgrado, la desaparición de fondos en infraestructura científica y tecnológica, la reducción de recursos a las entidades federativas para actividades en el sector y un recorte a 38 instituciones científicas nacionales”.

Las seis instituciones del sector científico apuntaron que la propuesta presentada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público —entregada el pasado 15 de diciembre por el Poder Ejecutivo a la Cámara de Diputados— es contraria al compromiso que el presidente López Obrador hizo con la comunidad científica el pasado 22 de agosto en el Palacio de Minería, donde garantizó que el presupuesto para este sector no se reduciría y, en su caso, se procuraría aumentarlo en términos reales. Asimismo, incumple con el mandato establecido en la Ley de Ciencia y Tecnología referente a la inversión anual en este sector, la cual debe ser de, al menos, el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En su desplegado, las instituciones manifestaron también su preocupación por la iniciativa de Reforma Educativa, enviada por el Ejecutivo al Congreso de la Unión el pasado 12 de diciembre, en la que se propone modificar la fracción V del artículo 3 Constitucional, cambiando la obligación del Estado de “apoyar la investigación científica” por “incentivar”, lo cual, en opinión de las comunidades científicas así expresadas, representa un retroceso sobre el papel que tiene el Estado Mexicano en el apoyo a este sector estratégico.

“Más aún, consideramos que la reforma debe incluir y fortalecer a nivel constitucional el apoyo a la ciencia, la tecnología y la innovación”, se lee en el comunicado.

Las instituciones asociadas comunicaron que “la cuarta transformación de la vida pública nacional, como se lo ha propuesto el gobierno federal, debe considerar al desarrollo científico y tecnológico como base para su consolidación: la experiencia internacional así lo ha demostrado”, concluyeron.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + nueve =