Ciudad de México, 10 de octubre de 2022.- Es un hecho que la tecnología seguirá ganando terreno en todos los sectores fundamentales para la sociedad: entretenimiento, empresarial y, por supuesto, el educativo. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, se estima que para los próximos años el 90% de los trabajos requerirán conocimientos en TI, ciencias e ingenierías, por lo que niños, niñas y jóvenes deberán estar preparados para un futuro digital.

Aunque los cambios que empujan a las nuevas generaciones a fortalecer sus habilidades en un mundo que está siendo “programado” por y para ellos, aún existe un sector de la población que juega con desventaja ante la revolución digital: las mujeres y la brecha de género. Según datos de la Unesco, la industria digital no es la excepción en esta problemática social, pues solo el 30% de su talento en todo el mundo son mujeres y, de acuerdo con el Foro Económico Internacional, tomará cerca de 132 años lograr una paridad laboral, económica, política y de oportunidad a nivel mundial si no se toma acción inmediata.

Según María Vélez, ceo y cofundadora de Crack the Code, edtech especializada en programación mediante videojuegos para niñas y niños, para realizar una transformación es necesario que empresas, academia y sociedad tomen un rol fundamental y desarrollen estrategias que permitan a las mujeres empoderarse e impulsar su talento para volverse parte de industrias que cambiarán al mundo. “México y los países de Latam aún tienen un largo camino por recorrer para crear escenarios que validen y creen las condiciones laborales, económicas y académicas óptimas para todos. La diferencia de oportunidades es una realidad que no nos gusta admitir y suele afectar principalmente a mujeres jóvenes, por lo que, si queremos crear verdaderos cambios, es necesario crear acciones desde la infancia”, dijo.

Vélez indicó que para combatir la brecha de género es necesario iniciar con las edades más jóvenes, pues es durante esta etapa cuando el aprendizaje, hábitos, intereses y aptitudes de toda la vida son forjados. Acercar a niñas y jóvenes a la industria digital, brindarles herramientas que les permitirán crear habilidades valiosas, acceder a mayores oportunidades, conocimiento y empoderar su talento, preparándose para un futuro en constante cambio.

Según datos proporcionados por Crack the Code, las niñas han mostrado menores índices de interés en el mundo digital con un 9% contra un 28% en los niños, lo cual puede deberse a la falta de exposición y los sesgos sobre la industria tech y como es percibida como un “sector masculino”. Pese a esto, la edtech ha logrado que hasta 33% de sus estudiantes sean niñas y es consciente de que permear en niños la igualdad de oportunidades, crear lenguajes que sean interesantes para ellas y hacer de la tecnología un juego y una posibilidad de hacer nuevos mundos y mejoras a su alrededor es lo que hará posible que estén preparadas para el panorama mundial, agregó.

“Un cambio no se crea sin antes derribar todos los mitos que rodean a una industria, incluso en la tecnología. La tecnología, los videojuegos y la ingeniería no son actividades solo para hombres. La brecha de género en el área tech ha sido uno de los puntos débiles por muchos años y hoy en día seguimos navegando por terreno peligroso en busca de crear un mundo más equitativo para las generaciones que están por venir. Como líderes y referentes en pequeñas o grandes comunidades, siempre será nuestro deber comenzar con pequeños cambios para una mejor sociedad donde el talento, las oportunidades, la remuneración, la educación y la tecnología no estén limitadas solo por el hecho de ser mujeres”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí