México tendrá un otoño loco, este año

0
20

México, 31 de octubre de 2023.- En las últimas semanas, hemos tenido la interacción de sistemas tropicales e invernales, que afortunadamente, nos han generado lluvias abundantes, disminuyendo la sequía sobre varias entidades de la República Mexicana, aunque con efectos urbanos negativos, expuso José Martín Cortés, experto de Meteored.

Locura del otoño: de todo un poco
Aunque este 2023 hemos tenido más calor de lo normal y otros eventos extremos recuerden que no todo es calentamiento global o cambio climático. Desde la segunda quincena de septiembre, hasta la primera de noviembre, es normal que cualquier fenómeno y condición se presente en México.

Fenómenos atmosféricos durante el otoño meteorológico en México
Esto porque el calor tropical, junto con ondas y ciclones siguen llegando, generando lluvias importantes que, al combinarse con masas frías de los primeros frentes, pueden generar tiempo severo de granizo, tormentas y hasta tornados.

Invierno que, a veces, se extiende, y otras, se acorta
Diversos sistemas meteorológicos a escala global condicionan el comportamiento de las estaciones y fenómenos meteorológicos, prolongando su duración o acortando, así como su intensidad y zonas de incidencia.

Como sabemos, de diciembre a febrero se dan los días más fríos con viento, heladas, nevadas, lluvias dispersas y otras con tiempo soleado fresco; rara vez llega a granizar, salvo que un sistema invernal llegue con fuerza.

La mitad centro-oriental del territorio mexicano recibe los mayores impactos invernales, mientras que estados del Pacífico es menor su incidencia.

Sistemas frontales y masas de aire
En nuestro planeta existen zonas con distintas características de temperatura y humedad, principalmente. Un sistema frontal se genera en la zona entre dos distintas masas de aire de diferentes características, siendo el frente frío el más común sobre territorio mexicano.

“Bajo el fenómeno de El Niño es común que los sistemas y efectos se tornen más extremos; en invierno, las lluvias con periodos fríos son recurrente en nuestro país”.

Un frente frío es la línea de transición entre una masa de aire cálido y una fría, en la que la fría desplaza y gana terreno sobre la cálida. Los frentes fríos sólo generan nubosidad y lluvias, si hay humedad y se considera activo o no activo, ya que no tienen intensidad. Las masas polares (árticas o polares) son las que tienen intensidad, generando descenso térmico y viento arrachado.

Viento fuerte en niveles altos
En la parte más alta de la tropósfera, por encima de los 8 km sobre el nivel del mar, se desarrolla un cinturón de viento muy fuerte que rodea el planeta, superando los 119 km/h, el cual modula las temperaturas, separando el calor tropical del frío polar, circulando en dirección oeste a este. El tiempo esta semana en México: periodo frío en muchas partes de país, debido a una intensa masa polar-ártica

A partir de este sistema, cuando se ondula, favorece que el calor se mueva al polo y el frío hacia el trópico. Dependiendo su posición, puede transportar grandes cantidades de humedad, depositándolas a grandes distancias como eventualmente es el caso de México, bajo el fenómeno de El Niño.

Vaguadas y vórtices
A partir de las corrientes en chorro, existiendo la polar y subtropical, pueden llegar a ondularse formando vaguadas y dorsales; justo cuando la ondulación está en dirección a los trópicos (de bajas a altas presiones geopotenciales) se le llama vaguada polar, justo por que proviene del polo.

Cuando esto ocurre por arriba de 5 kilómetros, en superficie se desarrolla un frente frío, el cual avanzan hacia zonas tropicales y es cuando puede llegarnos a México. Si la circulación de la vaguada se cierra, se puede desarrollar un vórtice frío, donde las temperaturas son muy bajas y pueden generar nevadas y viento.

Danas y tormentas invernales
Dichos vórtices, si se separan de las vaguadas, tomando vida propia por decirlo de alguna forma, anteriormente se les llamaba “gota fría” pero en España, la Agencia Estatal de Meteorología Aemet, cambió su nombre y ahora es más elegante y correcto llamarles Dana –Depresión Aislada de Niveles Altos –.

Estos sistemas son aún más comunes en nuestro país sobre península de Baja California, Sonora y Chihuahua generando viento severo, nevadas ocasionalmente fuertes y descenso térmico, contabilizándose de 5 a 10 en promedio durante cada temporada invernal.

Estos sistemas, se quedan aislados sólo a 5 km de altitud, sin asociarse a frentes fríos, erróneamente llamados tormenta invernal, ya que éstos son fenómenos que ocupan toda la tropósfera desde 0 hasta más de 12 km, asociado a una gran circulación ciclónica con frentes fríos y condición invernal más severa.

Continúa recuperación de aguas en presas mexicanas; desplazamiento errático de Pilar
Como resultado de las lluvias que se han registrado en el territorio nacional, por los fenómenos meteorológicos que han azotado al país en la última semana, el nivel de almacenamiento total de los 210 principales embalses de México —que en conjunto almacenan el 92% del agua de las presas del país— se incrementó del 50% (reportado el martes pasado) a 52.8%, de acuerdo con las mediciones del 30 de octubre, informó la Subdirección General Técnica de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), durante la sesión semanal del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (Ctooh).

Asimismo, se puntualizó que el volumen total de las principales presas pasó de 62 mil 722 millones de metros cúbicos (Mm3) a 64 mil 496 Mm3, lo que representa un incremento del 2.8%, es decir, mil 774 Mm3 con respecto a la semana anterior.

En la reunión de trabajo de este comité interinstitucional, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), de Conagua, señaló que la tormenta tropical Pilar se mueve hacia el Oeste. Sin embargo, presenta un desplazamiento errático por lo que su trayectoria podría cambiar e interaccionar con el frente frío número 8 localizado en el centro y sur del Golfo de México y producir lluvias torrenciales en Chiapas y Oaxaca, así como vientos con rachas de 100 a 120 kilómetros por hora (km/h) y oleaje de 3 a 5 metros de altura en el Golfo de Tehuantepec.

Asimismo, se informó que se mantiene en vigilancia una zona de baja presión, que se localiza al este de las costas de Quintana Roo y se desplaza hacia el oeste, con 10% de probabilidad para desarrollo ciclónico a 48 horas.

Con relación a la Temporada de Lluvias y Ciclones Tropicales 2023, se dio a conocer que, del 22 de octubre hasta hoy, en el Océano Pacífico se desarrollaron dos huracanes relevantes: Otis como categoría 5 en la escala Saffir-Simpson que impactó en el Estado de Guerrero, y Norma, en Baja California Sur y Sinaloa. Respecto de la Temporada de Frentes Fríos 2023-2024, el SMN hizo énfasis en que en días recientes se desarrolló el frente frío número 8.

Debido a estas condiciones meteorológicas, se prevén lluvias extraordinarias [mayores a 250 milímetros (mm)] en Tabasco y Veracruz; intensas puntuales torrenciales (de 150 a 250 mm) en Chiapas, Quintana Roo y Oaxaca; muy fuertes con puntuales intensas (de 75 a 150 mm) en Yucatán; lluvias fuertes (de 50 a 75 mm) en Campeche, así como intervalos de chubascos con lluvias puntuales fuertes (de 25 a 50 mm) en Colima, Estado de México, Guerrero, Jalisco y Michoacán, para los próximos ocho días.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí