Corona Capital 2018: Se suma Smirnoff a iniciativa de vasos ecológicos

0
320

Ciudad de México, 08 de noviembre 2018.– Este año, el Corona Capital será el escenario perfecto para que Smirnoff, el vodka más vendido a nivel mundial, se una a la iniciativa de utilizar vasos ecológicos para transformar el futuro del planeta y convertir a los festivales de música en una experiencia responsable con el medio ambiente.

Los asistentes al festival podrán disfrutar de Smirnoff en vasos especiales 100% compostables, hechos de un polímero biodegradable derivado del ácido láctico, cuyas propiedades tardan en degradarse entre 90 a 240 días sin dejar residuos tóxicos, mientras que el plástico regular tarda de 400 a 800 años y el poliestireno como el unicel 1,500 años.

Este material se hace a partir de recursos renovables al 100% como maíz, remolacha, trigo y otros productos ricos en almidón, que no causan daño al medio ambiente. Además, durante su fabricación se utiliza menos agua, se ahorra energía y se reducen las emisiones de CO2.

Con una producción de 20 mil vasos, durante el Corona Capital estarán disponibles en 3 medidas: 32, 16 y 12 onzas. Además, los vasos cuentan con certificación por parte del Instituto de Productos Biodegradables (BPI) que avala su capacidad de biodegradación.

“Con esta iniciativa Smirnoff busca demostrar que la diversión y la música pueden unir a los jóvenes por un mundo mejor creando una mejor consciencia social”, comentó Héctor Vélez, head of Smirnoff México.

Acerca de Smirnoff
La marca Smirnoff fue fundada en 1864 por Piotr Aseneevich (P.A.) Smirnov, y antes de que pasara mucho tiempo, se volvió uno de los más famosos productores de vodka en Rusia. En 1886, incluso recibió la designación especial del zar como Proveedor de la Corte Imperial, que es una forma elegante de decir Hacedor Oficial de Vodka para la Gente que Rodea al Zar. Esto pasó gracias a que sus vodkas eran deliciosos y a que los zares les encanta oficializar las cosas. Cuando los bolcheviques tomaron el poder, las destilerías fueron cerradas y el hijo de P.A., Vladimir fue expulsado de la ciudad con horcas y tenedores, dado que todo pasó demasiado rápido y no todos tenían una horca con ellos. Vladimir Smirnov fue capaz de huir hacia Constantinopla, y eventualmente establecerse en Francia, donde vendió vodka bajo el nombre “Smirnoff”. Ahora, en la seguridad de un nuevo nombre y con un ligeramente ofensivo falso acento francés, Vladimir revivió la marca.

Muchas otras cosas interesantes pasaron después. Vladimir se casó con una modelo, cantó en una banda y ostentó una serie de barbas, pero probablemente la mejor cosa que hizo fue dar a luz un vodka triple destilado, 10 veces filtrado, ganador de premios, mejorador de refrescos de cola, hacedor de martinis al mundo. Para antiguos zares y modernas estrellas, para conocedores del vodka y gente a quienes sólo les gusta. Para todos.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí