Ciudad de México, 28 de diciembre de 2019.- En el Campo Experimental Rosario Izapa del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), en Tuxtla Chico, Chiapas, se llevó a cabo la generación de la variedad de cacao “Regalo de Dios”, a partir de la selección mediante la metodología de mejoramiento participativo.

Especialistas del Instituto descentralizado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) subrayaron que esta nueva variedad brinda características como la tolerancia a la enfermedad moniliasis (Moniliophthora roreri) y mayor rendimiento y adaptabilidad en las zonas cacaoteras de México, principalmente en la región de Soconusco, del Estado de Chiapas.

Detallaron que con la variedad “Regalo de Dios” el rendimiento promedio oscila entre los 800 y mil kilogramos por hectárea de grano seco, gracias a la tolerancia a la enfermedad moniliasis en más del ciento por ciento.

El rendimiento promedio de otras variedades de cacao en México es de 400 kilogramos por hectárea, debido a los problemas de manejo de enfermedades fitosanitarias, comercialización y organización de productores, reportaron.

Con la nueva variedad, además, se logra un impacto económico, social y ambiental al reducir las aplicaciones de fungicidas para controlar la enfermedad.

“Regalo de Dios”, abundaron, presenta frutos de 17.4 centímetros de longitud de forma elíptica, con ápice agudo y constricción basal débil, con superficie de lisa a ligeramente rugosa con 33 semillas por fruto y 70 mazorcas por planta en promedio.

La semilla presenta una longitud aproximada de 2.08 centímetros, de forma elíptica de color rojo oscuro y con 49.1 por ciento de grasa. El índice de mazorca es de 27 y de semilla de 1.1 gramos, indicaron los investigadores del Inifap.

Las cualidades de la variedad de cacao “Regalo de Dios” lo hacen óptimo para la utilización en la industria chocolatera y confitera, lo que representa una oportunidad para que las pequeñas unidades productivas en la región lo cultiven y obtengan mejores rendimientos.

De igual forma, se puede aprovechar en subproductos como el mucilago para helados y mermeladas, y la miel para elaboración de licores, lo cual contrarresta una de las limitantes a las que se enfrentan los productores al momento de integrar su producto al mercado y comercializarlo con pagos justos.

Datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (Siap) indican que México es el treceavo productor de cacao, con una producción promedio anual de 28 mil 399 toneladas, siendo los principales estados productores: Tabasco, Chiapas y Guerrero.

Noroeste de Tepic, zona de baja prevalencia de moscas de la fruta de importancia cuarentenaria

Agricultura declaró como zona de baja prevalencia de moscas de la fruta del género Anastrepha de importancia cuarentenaria la región noroeste del municipio de Tepic, Nayarit (noroeste del país), lo que permitirá a los productores comercializar sus productos en nuevos mercados y con mejores precios.

El Acuerdo, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), beneficia a las comunidades 14 de Marzo, Cinco de Mayo, Crucero de San Blas, El Jicote y Salazares, lo que impacta en productores de mil 70 hectáreas de mango y 230 de ciruela, con una producción de 11 mil 400 toneladas, cuyo valor comercial es de aproximadamente 49 millones de pesos.

El nuevo estatus es resultado del trabajo conjunto entre productores y los gobiernos Federal y estatal, quienes coadyuvan en la operación de la Campaña Nacional contra Moscas de la Fruta, tendiente a establecer zonas de baja prevalencia de la plaga.

Es facultad de Agricultura declarar zonas de baja prevalencia de plagas que afectan a los vegetales, conforme a los resultados de los muestreos en las áreas geográficas determinadas. Al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) le corresponde declarar el estatus sanitario y fitosanitario de estados, municipios, zonas y regiones del país.

Las zonas de baja prevalencia son áreas geográficas determinadas que presentan infestaciones de especies de plagas no detectables que, con base en el análisis de riesgo correspondiente, no causan impacto económico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + 10 =