¿Su rosto es su nueva identidad?

0
22

Texto escrito por Thais Antoniolli, presidenta
de PR Newswire América Latina.

Sau Paulo, 27 de diciembre de 2019 /PRNewswire/.- El reconocimiento facial llegó para quedarse y ya está presente en los smartphones, las tiendas, los supermercados, el metro y los sistemas de seguridad pública.

En Brasil, todavía es una tecnología poco explorada, pero los ejemplos en otras partes del mundo -como China- muestran cómo es posible una vida repleta de esta tecnología y el modo en que puede facilitar el día a día de la gente, a pesar de que también plantea un debate sobre el fin de la era de la privacidad.

En la última década, el software de reconocimiento facial emergió como una de las más poderosas tecnologías biométricas capaces de identificar y verificar a las personas en función de una imagen digital.

Las mejoras en los sistemas de reconocimiento facial –principalmente en virtud de los avances en machine learning- impulsan al mercado para esta tecnología, que, en promedio, deberá crecer un 21.3% en los próximos cuatro años y mover US$,.600 millones hasta 2022, según Allied Market Research.

Al final, ¿cómo funciona el sistema de reconocimiento facial?
Para identificar a una persona el sistema analiza todas las características del rosto, como la distancia entre los ojos y el tamaño de la nariz, la boca y la mandíbula.
El proceso de detección facial es una etapa fundamental, puesto que identifica y localiza rostros humanos en imágenes y vídeos. El proceso de captura del rostro transforma una información analógica (un rostro) en un conjunto de informaciones digitales (datos) sobre la base de las características faciales de la persona.
El proceso de correspondencia facial verifica si dos rostros pertenecen a una misma persona. Estos datos se convierten en un algoritmo que, a su vez, se transforma en una identidad biométrica.

¿Esto es bueno o malo?
Las dos cosas. La tecnología de reconocimiento facial tiene muchas aplicaciones, desde la identificación de desórdenes genéticos raros en al área de la salud y la mejora de la experiencia del consumidor en los sectores de la banca y las ventas minoristas, hasta la aceleración de las verificaciones de seguridad en los aeropuertos.
Si bien el desarrollo de la tecnología genera oportunidades sin precedentes para usos socialmente benéficos, también representa una amenaza para los derechos humanos y la privacidad.

En la práctica
Sin dudas que al día de hoy Asia es la mayor referencia mundial en reconocimiento facial y también la sociedad más vigilada. Solamente en China hay 176 millones de cámaras de vigilancia y hasta 2023 se van a incorporar otros 420 millones. Absolutamente todo es monitoreado. ¡Un verdadero Big Brother a cielo abierto!

Ejemplos no faltan. Alipay un sistema chino de pagos móviles y online, permite el login por el rostro y posee aproximadamente 520 millones de usuarios registrados. En Hangzhou, China, la tecnología es usada para activar la funcionalidad «smile-to-pay» en un KFC, la cual permite que aquellos con sus rostros registrados en la plataforma puedan usar su cara para pagar la comida.

Allí también la policía utiliza el reconocimiento facial para localizar a personas de interés en las multitudes y apela a los dispositivos portátiles del estilo de los Google Glass –lentes de realidad aumentada- que permiten que un agente de policía escanee el rostro de quien está observando.

Hay reconocimiento facial incluso en los baños públicos, ¡para evitar el robo de papel higiénico! (aunque usted no lo crea). En algunas regiones la pobreza es tan grande que ese recurso es necesario. Y quien atraviesa la calle con el semáforo en rojo es castigado por el sistema y su foto se muestra en una pantalla, justamente para dejar en evidencia a la persona está haciendo algo indebido.

En 2020, el Black Mirror llegará definitivamente con toda su fuerza a China y los datos capturados por el sistema de reconocimiento facial ayudarán a premiar a los buenos ciudadanos. Por ejemplo, los usuarios con puntaje alto tendrán preferencia para comprar pasajes aéreos y del tren bala en los disputados feriados nacionales. Los usuarios con puntaje bajo podrán quedar excluidos de estos servicios en los momentos pico y verse forzados a viajar en autobús.

En el mundo hay otros ejemplos -digamos más simples- para probar la aplicación del reconocimiento facial, incluso en Brasil. Por aquí, Nubank, 99, Loggi, Banco Original, Neon y Gol autentican procesos digitales y mejoran sus servicios por medio de la tecnología. También ha sido usado para mejorar la seguridad nacional. Durante el carnaval de Salvador, celebrado a comienzos de este año, un hombre fue detenido gracias al sistema de reconocimiento facial implementado por la Secretaría de Seguridad Pública de Bahía al ser identificado como el asesino de una mujer.

En Japón, el reconocimiento facial será un tema importante para los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio. La tecnología se utilizará para identificar personas autorizadas y concederles acceso, mejorando automáticamente la experiencia y la seguridad.

En Sídney, el reconocimiento facial se está poniendo a prueba en los aeropuertos para ayudar a transportar a las personas de un modo mucho más rápido y seguro En India, el proyecto Aadhaar es el mayor banco de datos biométricos del mundo. Ya proporciona un número de identidad digital exclusivo para 1,200 millones de residentes.

Considero que, respetando los derechos del ciudadano, el reconocimiento facial será un elemento muy relevante para mejorar la experiencia del cliente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − nueve =