Cosechar almendras es cosechar sostenibilidad alimentaria

0
14

Ciudad de México, 6 de noviembre de 2018.- En el marco de la celebración de Día Mundial de la Alimentación, hablar de cosechar almendras es un buen ejemplo de sostenibilidad alimentaria y de cómo el Almond Board of California garantiza la seguridad alimentaria a través de su filosofía de producción sostenible “cero desechos”, donde los ciclos de vida de las almendras son estrictamente cuidados para resguardar sus propiedades nutricionales, sabor y calidad.

Las almendras crecen dentro de una cáscara protegidas por un casco exterior en un árbol que almacena carbono y que, posteriormente, y al término de su vida es utilizado para generar electricidad. A su vez, los cascos de estas nueces son utilizados como lechos para el ganado, cuidando que todos los recursos sean reutilizados en sus diferentes áreas y aseguren la compensación del cultivo en alrededor de 50% en sus emisiones de carbono.

Las comunidades de la almendra son un importante contribuyente de empleos y crecimiento económico en California, EU. Los productores y procesadores de almendras apoyan 104 mil empleos en California, de los cuales 97 mil pertenecen a una zona asociada con el alto desempleo.

Los empleos generados por las actividades de la comunidad de productores de almendra de California abarcan múltiples industrias y contribuyen con $11 mil millones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) de California, generando $ 21 mil millones en ingresos brutos.

Además, gracias a su constante preocupación e innovación de prácticas y cambios en las políticas de la comunidad, el consejo continúa apoyando a los productores y reducir la huella de carbono para que eventualmente lleguen al 100% y ser negativos al carbono durante su producción, cosechando y trabajando sus sistemas alimentarios siempre apegándose al respeto y resiliencia del ecosistema. Las investigaciones actuales están explorando el uso del casco de almendra y sus componentes en otras áreas como:

  • Medio de cultivo para hongos que produzcan fuentes de alimento para aves, aditivos plásticos, enmiendas del suelo para almendras y otros cultivos y fuentes alimenticias suplementarias de invierno para abejas melíferas e incluso para la elaboración de cerveza.
  • Los cascos de almendra son naturalmente altos en azúcar y las distintas investigaciones han demostrado cómo extraer el azúcar de los cascos para posibles aplicaciones como ingrediente alimentario o para crear combustible. Sin embargo, antes de que se pueda ampliar esta tecnología, quedan desafíos, como la forma de obtener cascos de grado alimentario y qué hacer con los cascos una vez que se extrae el azúcar.
  • Cuando se calienta a altas temperaturas en ausencia de oxígeno, las conchas de almendra se transforman en un producto similar al carbón. Este material se puede usar para crear plásticos biodegradables más fuertes para cosas como botes de basura, macetas y neumáticos de goma.
  • Los hallazgos preliminares indican que esto puede devolver los nutrientes al suelo, aumentar la infiltración y el almacenamiento de agua y disminuir la velocidad de liberación de dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero, a la atmósfera.

Actualmente, los cascos de las almendras se venden como alimento nutritivo para el ganado, las conchas se usan como camas para el ganado y el material de madera del árbol se puede usar para crear energía alternativa. Almond Board, seguirá haciendo especial énfasis en la importancia de cuidar los procesos de producción de las almendras desde su inicio para llevárselas hasta sus hogares con la mejor calidad.

Acerca de las Almendras de California
Las almendras de California son un alimento natural, íntegro y lleno de nutrientes, con su alto contenido vitamina E y magnesio, con 6 gramos de proteína y 4 gramos de fibra por porción de 28 gramos. Son cultivadas por 6,500 productores en el Valle Central de California, única región en los EUA que ha podido cultivarlas con éxito a nivel comercial. Son el segundo cultivo más valioso en California, y de hecho comprenden el 80 por ciento de las almendras del mundo. La mayoría de las granjas de almendras en California miden menos de 100 acres, y casi el 90 por ciento son granjas familiares, muchas de las cuales son operadas por productores de tercera o cuarta generación. En 1950, los productores de almendras decidieron unir sus recursos para fundar y financiar lo que hoy es el Consejo de la Almendra en California, una Orden Federal de Comercialización no lucrativa que opera bajo supervisión del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 5 =