El secretario de Agricultura (Sagarpa), José Calzada Rovirosa, afirmó que México toma decisiones estratégicas de coyuntura y de competencia en la nueva visión y ruta del sector agroalimentario con miras al futuro y a una mayor diversificación de mercados.

Lo anterior durante la presentación de la estrategia “Planeación Agrícola Nacional 2017-2030”, con la que se realizará una mejor reflexión del gobierno federal sobre a quién vender y comprar productos agroalimentarios, ello en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).

Asimismo, aseveró que, en este nuevo capítulo, México tendrá una mejor oportunidad para definir con quién podemos ser socios de largo plazo porque valora el esfuerzo de los productores mexicanos, mediante una guía para saber qué mercados demandan alimentos nacionales y qué exigen los consumidores del mundo.

Durante la presentación de esta estrategia, señaló que actualmente han cambiado las tendencias en la demanda de alimentos a nivel global, por ello la importancia de esta estrategia, porque explica qué, dónde, cómo y quiénes deben producir, con optimización de incentivos y tecnologías.

Ante especialistas, académicos, productores, agroindustriales, diplomáticos, representantes de organismos nacionales e internacionales, Calzada subrayó que con estas acciones se busca producir más y mejores alimentos para México y el mundo, así como darle mejores ingresos a nuestra gente y atender los dos polos fundamentales en la Sagarpa: el productor y el consumidor.

Un objetivo más de esta iniciativa gubernamental, puntualizó, es diversificar más los mercados para no ser tan dependientes de un solo bloque comercial, buscando vender más en Asia, países árabes y la Unión Europea, comercializar con Argentina y Brasil, haciendo alianzas con Chile y Centro América.

Con esta hoja de ruta, agregó, se guiarán las acciones para decidir, con la ayuda de la ciencia, qué producir y vender para que a México y a los productores del campo les vaya mejor.

Precisó que con estas medidas el sector agroalimentario quiere estar presente para abonar con prestigio, trabajo y dedicación a ese nuevo impulso que tendrá México en su futuro, con la convicción de que invertir en el campo es sembrar paz para generar progreso.

Destacó que desde ahora se cuenta con un nuevo documento derivado del esfuerzo de mucha gente, que reúne un esfuerzo colectivo para darle a México una mejor ruta en cuanto a la producción, con una sola visión del campo, compartida entre todos los actores del sector agroalimentario.

El subsecretario de Agricultura de la Sagarpa y responsable de la publicación de la estrategia, Jorge Narváez Narváez, señaló que uno de los propósitos es trasmitir una visión clara de qué queremos los mexicanos en los próximos años en materia agroalimentaria, con ideas nuevas para potenciar el desarrollo del campo.

Aclaró que hace más de 50 años que no se tenía una planeación estratégica en el sector, que difiriera con precisión y un enfoque territorial zonas productivas, vocación de cultivos, capital social, de acuerdo a las nuevas tendencias de oferta y demanda de los mercados.

Detalló que, con este trabajo de más de un año, el apoyo de organismos nacionales, internacionales y actores del sector, se genera mayor confianza y certidumbre para el campo mexicano y su gente, además de una mejor vinculación de la ciencia y tecnología, en beneficio directo de los productores.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega Valladolid, resaltó que este documento está basado en una visión de futuro y políticas de fondo que serán una importante guía en el organismo para seguir por el sendero del crecimiento y generar mayores cadenas de valor agregado, de una manera más incluyente, a efecto de generar desarrollo, empeños y riqueza para el país.

La Planeación Agrícola Nacional 2017-2030 agrupa los productos básicos: trigo grano, cristalino y harinero; maíz blanco y amarillo; café, caña de azúcar, frijol, avena forrajera y cacao; oleaginosas (canola, girasol, cártamo y soya), y manzana, sorgo garbanzo y arroz.

Así como los cultivos estratégicos con potencial de mercado: agave (tequila y mezcal); aguacate; bioenergéticos (higuerilla, jatropha y apego dulce); mango, piña y algodón; chiles y pimientos; cebada grano y jitomate; cítricos (limón, naranja y toronja); uva, papaya, palma de aceite y fresa; frutillas del bosque (arándano, zarzamora y frambuesa), y nuez pecanera, vainilla y palma de coco.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 1 =