A la basura, 20 millones de toneladas de alimentos al año

0
95

Texcoco, México, 21 de octubre de 2019.- Alerta la Universidad Autónoma Chapingo (Uach) que, persiste en México la inseguridad alimentaria grave con, al menos, 6.5 millones de personas, debido a que comen una vez cada tercer día.

Además, advierte que derivado de la falta de planeación y logística en la distribución de los suministros, aunado a los intereses económicos para mantener los precios elevados de los productos, el país registra un desperdicio de 20 millones de toneladas de alimentos al año.

Genaro Aguilar Gutiérrez, egresado de esta institución y actual investigador del Instituto Politécnico Nacional (IPN), comentó el libro “Seguridad Alimentaria y Pérdida de Alimentos en México”, en el marco de la XXXV Feria del Libro Chapingo 2019.

El coordinador de esta obra señaló que al distribuir las toneladas de alimentos entre la población que sólo come una vez cada tres días, y que se localizan en parte de la mixteca oaxaqueña, la Comarca Lagunera o en medio del desierto, se combatiría la pobreza extrema de carencia alimentaria.

Eugenio Santacruz de León, profesor investigador del Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas de la Agroindustria y Agricultura Mundial (Ciestaam), perteneciente a la Universidad Autónoma Chapingo, subrayó que de acuerdo a la investigación realizada para la colaboración del ejemplar, se estableció que en relación a la carne de res, cerdo y pollo, México registra un desperdicio de 869,728 toneladas al año, cantidad con la que se puede alimentar, bajo los requerimientos calóricos, a un 1’061, 651 personas en el mismo periodo.

Consideró que esta cifra permitiría alimentar al 25% de los 6.5 millones de personas que comen una vez cada tres días, con sólo 3 productos de los que se desperdician en el país, por la falta de distribución.

El también colaborador del texto, indicó que estos tres tipos de carne se pierden a lo largo de la cadena de producción y distribución; asimismo, destacó que el hambre y la pérdida de víveres y desperdicio se debe analizar desde el punto de vista político: “Es un problema de poder, es funcional al sistema, al patrón alimentario capitalista para garantizar precios elevados”, apuntó.

Explicó que esto le permite a los actores fundamentales de la cadena de distribución, que se centralizan en unas cuantas empresas trasformar el patrón alimentario de los mexicanos y que han generado, entre otras cosas, estos problemas de pérdidas y desperdicios de alimentos”.

José María Contreras Castillo, profesor investigador de la División de Ciencias Económico Administrativas (Dicea), al relatar sus comentarios acerca de esta obra, afirmó que el ejemplar es de interés para la población académica y de relevancia para la definición de políticas públicas de la seguridad alimentaria en el país.

Indicó que el coordinador enfoca la obra en tres temas complejos como es La seguridad alimentaria y nutricional; El hambre y la pérdida y desperdicios de alimentos: “Es una continuidad al trabajo que viene realizando el doctor Genaro Aguilar, en particular, del estudio que realizó para el Banco Mundial, donde cuantificó la pérdida de desperdicios de alimentos en la cadena agroalimentaria en México”.

Detalló que el estudio presentado se enfocó en 79 productos alimenticios y de toda la fase en la cadena agroalimentaria; asimismo, acotó que tan sólo en la Central de Abasto de la Ciudad de México, se pierden 800 toneladas de alimentos: “Si sumamos el valor de las pérdidas de alimentos, los costos ambientales de emisiones de gases de efecto invernadero y los recursos hídricos en la producción, se estima una pérdida económica de, aproximadamente, 25 mil millones de dólares, es decir un 2.5 del PIB de nacional”.

Contreras Castillo manifestó que la información que concentra el libro es de reflexión y análisis de varios temas, lo que representa un significativo avance en el conocimiento del mismo. “Aporta elementos para generar una agenda de seguridad alimentaria y nutricional, para el diseño de una política que incluya estrategias y acciones para reducir la pérdida y desperdicios de alimentos, combatir la pobreza extrema y evitar el hambre”, apuntó.

En la elaboración de la obra – Seguridad Alimentaria y Pérdida de Alimentos en México-, se manifiesta un esfuerzo colectivo donde participan investigadores del IPN, Universidad Autónoma Chapingo y el Colegio de Posgraduados, campus Veracruz, entre otros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 3 =