Acusan a empresa de plástico en Ciudad Nezahualcóyotl de arcaica y contaminante

0
75

Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México, 16 de mayo de 2019.- Vecinos de la colonia Campestre Guadalupana, limítrofe en el oriente de la Ciudad de México, solicitaron al alcalde, Juan Hugo de la Rosa, verificar el funcionamiento de la fábrica ubicada en la calle 27 número 63, que opera de manera arcaica y que pone en peligro la salud de los habitantes del lugar.

En plena contingencia ambiental, acusaron, opera las 24 horas del día, y aseguran que emana una gran cantidad de humo contaminante que daña las vías respiratorias y provoca fuertes dolores de cabeza, enrojecimiento de los ojos, resequedad de la boca y dificultad para respirar, lo cual hace imposible la convivencia humana.

Además, señalaron que hace 5 años remitieron oficios a las autoridades federales y municipales, incluida la Comisión Estatal de Derechos Humanos, las cuales “se hicieron de la vista gorda” y declararon su inexistencia.

Especifican los denunciantes, cuyos nombres no fueron revelados por el autor de la información, que es una empresa recicladora de plástico, sin razón ni denominación social, cuya emisión de humo está poniendo en peligro la salud de niños, niñas, mujeres, personas de la tercera edad y familias que viven a la zona.

Consideraron que valdría la pena que las autoridades locales, encabezadas por el presidente municipal, Juan Hugo de la Rosa, se dieran una vuelta por la zona para verificar la fábrica quemadora de plásticos que está ubicada en la calle 27 número 63.

Alertaron que opera esta empresa de manera arcaica y sin las mínimas medidas de seguridad y el equipo anticontaminante necesario para evitar la emisión de gases contaminantes.

Los vecinos de la Colonia Campestre Guadalupana exigieron que las autoridades municipales “hagan algo para revisar si la empresa cuenta con los papeles necesarios para funcionar y en caso de que no cuenten con ellos procedan a su clausura”.

Demandaron que, al menos, demuestren su preocupación en favor de la salud y que pongan en marcha acciones para acabar con ese foco de contaminación ambiental ahora que los gobiernos del Estado de México y de la Ciudad de México endurecen las medidas respecto al programa Hoy no Circula”, agregaron.

Los quejosos aseguraron que, en el desarrollo de sus actividades, la fábrica emana una gran cantidad de humo altamente contaminante que daña las vías respiratorias y provoca fuertes dolores de cabeza, enrojecimiento de los ojos, resequedad de la boca y dificultad para respirar, lo cual hace imposible la convivencia humana.

“El intenso olor y emanación de humo por la parte superior de la recicladora se propagan intensamente alrededor de las casas y toda la calle, pero, sobre todo, se encapsulan en los patios de las casas aledañas provocando serios daños a la salud de las personas”, precisaron.

Destacaron que existen estudios en los que se alerta que la práctica común de incinerar o quemar plásticos conocidos como polietileno teraftalato (PET) podría ocasionar enfermedades cancerígenas, debido a la ingesta por la vía respiratoria de contaminantes que emanan de dicho material, así como repercusiones sanitarias en los demás organismos a mediano y largo plazo.

Recordaron que los oficios remitidos hace 5 años a las autoridades correspondientes, incluyendo la Comisión de la Derechos Humanos, los ignoraron hace 5 años. “Ni siquiera hicieron una visita de inspección y dijeron que no existía la fábrica quemadora de plástico a pesar de las fotografías y videos que se les presentaron”, concluyeron.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =